El Salvador: sin paz ni tregua para las mujeres

FemicidioPor Gloria Morán – Contrapunto.-

En los últimos días diferentes municipalidades y titulares de instituciones del gobierno salvadoreño han estado reunidos en actos oficiales con miembros de pandillas que han firmado un compromiso para obtener la paz y alardean de la reducción de homicidios; asimismo aseguran que buscarán la formad e reducir las extorsiones.

Pero organizaciones de mujeres, como la Colectiva Feminista, aseguran que para las mujeres en El Salvador no hay paz ni tregua, debido a que las agresiones sexuales van en aumento y no solo son cometidas por miembros de pandillas.

Morena Herrera, representante de la Colectiva, explica a ContraPunto por qué la legalización de algunas formas de aborto y el cese a las violaciones sexuales son de los principales temas que se deben abordar para poder decir que se está dando paz y tregua a las mujeres.

¿A qué se refieren a que no hay paz y tregua para la mujeres?

A que no hay ni paz ni tregua para las mujeres.

¿Por qué?

Justamente porque hemos constatado con las redes de defensoras de las mujeres  que muchas están siendo agredidas, tanto por familiares, parejas, ex novios como por hombres pertenecientes a pandillas y otros que solo lo dicen por amenazarlas para que no denuncien.

A Nosotras nos parece bien las medidas para disminuir los homicidios pero debe de haber un compromiso no solo para delimitar las extorciones.

Porque en el discurso público la preocupación es si los grupos de pandillas se van a comprometer con la reducción de extorsiones, pero sobre los delitos de violencia sexual no se dice nada, parecería que no existen pero en verdad se han incrementado los delitos en contra de las mujeres.

¿Por qué el aborto y la violencia sexual son dos puntos clave para que las mujeres salvadoreñas tengan paz y tranquilidad?

Son dos problemáticas que tienen una íntima relación, por una parte las mismas instancias judiciales y la Policía Nacional Civil (PNC) están reconociendo que hay un incremento de los delitos sexuales y de las denuncias de éstos;  ya sabemos que los casos que se denuncias son una pequeña parte de la situación, pues hay un sub-registro de mujeres que son agredidas sexualmente y que tienen miedo denunciar porque han sido amenazadas.

Por ejemplo, yo puedo hablar del departamento de Cuscatlán  y en ese lugar en las instancias sanitarias se reciben a muchas mujeres que han sido víctimas de agresiones sexuales,  pero que ellas piden no ir a la policía y aunque lleguen al centro de salud los representantes del Instituto de Medicina Legal (IML) éstas se niegan a poner la denuncia.

Es así que el dato que da IML y la PNC de un incremento del 51 por ciento de delitos sexuales, es solo una parte de esos hechos.

¿Y en el tema de la violación sexual y embarazos no deseados?

Por otro lado sabemos que si bien es cierto no todas las violaciones sexuales concluyen en un embarazo no deseado, hay muchos que sí y la penalización absoluta del aborto niega a las mujeres la posibilidad de interrumpir los embarazos forzados; además sabemos que las víctimas de violación sexual son mujeres entre los diez y 19 años, ese es el rango que reconocen las instituciones, es un edad donde las mujeres tienen muchas posibilidades de salir embarazada.

También,  aunque la norma de salud obliga a que unasmujeres que llegue a ser entendida por violación deben aplicarle los retrovirales y la anticoncepción oral de emergencia, en muchos casos no se hace.

Nosotras como la colectiva feministas y otras organizaciones locales de mujeres estamos haciendo contraloría ciudadana  para verificar y en aquellos caso que logramos información nos vamos a los hospitales y verificamos como se ha cumplido la norma de salud.

Nos encontramos con que en muchos casos no les han suministrado estos dos medicamentos en las primeras horas que ellas acuden al hospital, lo cual es importantísimo porque ahí obtiene mayor probabilidad de quedar embarazada de manera forzada.

Y esto al final tiene otro tipo de repercusiones, porque comosabemos se da el incremento de niñas que son madres ya este año se habla de que casi 350 niñas menores de 15 años son jefas de hogar con hijos en este momento.

Otra repercusión que se ha reconocido es el suicidio en adolescentes que es una salida que buscan ante la desesperación de lo que le ha sucedido.

¿Qué debe hacer el Estado?

Es así que creemos que esta temática está muy relacionada y ponen en evidencia la necesidad de reformar la  legislación penal sobre el aborto  y de incluir el aborto terapéutico entre las medidas de atención en salud cuando se enfrentan a embarazosforzados.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada