El violador de Latinoamérica abusó de más de 90 niños y se suicidó

Violador serial de América Latina

Cosecha Roja.-

William James Vahey tenía un método para violar a sus estudiantes de historia en América Latina: les daba somníferos, los grababa con su cámara de video y abusaba de ellos. El profesor estadounidense actuó de esa manera durante más de dos décadas en al menos 11 países del continente, según una investigación del FBI.

Sus últimos abusos los cometió en Nicaragua, donde lo descubrieron en un evento azaroso. Una empleada de servicio tomó un pen drive suyo que creyó vacío y cuando trató de utilizarlo se encontró con una serie de videos en los que Vahey abusaba de sus alumnos. La mujer entregó el material al rector del colegio y éste a la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua. Así llegó a la Oficina Federal de Investigaciones.

El profesor de 64 años admitió haber cometido los crímenes sexuales pero logró salir del país y se suicidó en un hotel de Minnesota el 21 de marzo último. Antes había sofisticado tanto su método que cuando las víctimas despertaban no recordaban nada de lo ocurrido.

Todos sus abusos fueron cometidos a niños varones de entre 12 y 14 años, según contó Patricia Villafranca, vocera del FBI en Houston. “Tenemos fotos de víctimas tomadas entre 2008 y 2013 que lo demuestran”, dijo.

El hombre tenía fama de profesor respetado y apreciado. Para dar clases elegía escuelas donde estudiaban hijos de diplomáticos, personal militar y ejecutivos estadounidenses.

“Este es uno de los casos de sospechosos de depredación sexual más prolíficos y atroces que hemos visto”, declaró Shauna Dunlap, vocera de la División de Houston del FBI. Por eso la agencia estadounidense creó un grupo especial para investigar la seguidilla de violaciones en todo el mundo. Están convencidos de que hay unos 90 casos más porque Vahey había dictado clases en Reino Unido, Venezuela, Indonesia, Arabia Saudita, Grecia, Irán, España y Líbano.

Vahey ya había sido arrestado en 1969 en Sacramento, California por abuso sexual mientras daba clases de natación. En esa oportunidad había permanecido 90 días tras las rejas.

Las fotos que publicó el FBI muestran su rostro desde 1986. El paso del tiempo casi no se nota, lleva siempre el mismo aspecto: lentes, pelo lacio peinado de medio lado y una mueca en la boca como si estuviera a punto de sonreír. De más joven usaba bigotes.

En la Escuela Internacional de Managua, donde Vahey dictaba clases de historia mundial y geografía desde 2003, todos hablan con mucha cautela sobre el tema y los padres de los estudiantes dicen que prefieren guardar silencio por temor. Ni siquiera los medios locales de Managua publicaron reportes sobre el escándalo. “Hace un par de semanas se empezó a conocer de manera informal que el caso de este profesor acusado de abusar de niños ha ocurrido en muchas escuelas de otros países”, dijo José Oyanguren, director de la Escuela Internacional de Managua.

La División del FBI en Houston pidió a sus posibles víctimas ponerse en contacto con la embajada estadounidense más cercana, escribir un mail a [email protected], o completar un cuestionario confidencial en su sitio Web.

FBI busca a violador serial de América Latina

 

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada