Embarazada de seis meses, la quemaron para borrar el femicidio

El cuerpo de Fernanda Pereyra, mamá de dos niños y embarazada de seis meses, apareció quemado en un camino lateral a la ruta nacional 6 en Rincón de los Sauces, provincia de Neuquén. Sin embargo, en los pulmones de la mujer no se encontraron rastros de monóxido de carbono. De la autopsia surgieron tres hipótesis: que la apuñalaron, que le dispararon o las dos cosas.

Luciano Hernández, ex pareja de Fernanda y dos amigos, Osvaldo Castillo y Diego Marillán fueron detenidos después de que los investigadores analizaran las cámaras de seguridad de la ciudad. En un video se pudo ver a Fernanda entrando a una camioneta en la Plaza Rincón.

Los tres hombres fueron acusados de homicidio doblemente agravado y deberán cumplir seis meses de prisión preventiva. Si bien todavía no se sabe cómo la mataron sí se comprobó que después de asesinarla, armaron una hoguera con palos, cuatro neumáticos, la rociaron con combustible y la incineraron.

Desde la Fiscalía y la Policía de Delitos y Seguridad Personal manejan varias hipótesis según el diario La Mañana. La primera es que el bebé que esperaba Fernanda no era de Hernández y que por eso se habían separado hacía unos meses. La otra está vinculada a la actividad narco de Hernández, que tenía una pinturería como pantalla. Suponen que Fernanda habría estado vinculada de alguna manera a ese negocio y que habría decidido salirse.

El juez Lucas Yancarelli avaló los cargos y los seis meses de prisión preventiva para todos los acusados. Además se abrirá una investigación por tráfico de drogas.

***

Para pedir justicia por Fernanda, ayer a la tarde los habitantes de Rincón de los Sauces, la mayoría dedicada a la actividad petrolera, realizaron una radio abierta y una marcha en el centro de la ciudad de Neuquén.

El femicidio de Fernanda es el cuarto de Neuquén en lo que va de 2017.

El 11 de marzo, Marcelo Salazar de 46 años se pegó un tiro después de matar a su esposa. Tenían 20 años de casados y se habían separado. Él quería volver y ella no.

El 11 de junio, en San Martín de los Andes Esteban Antileo mató a Laura Painefilú, su ex pareja y mamá de sus tres hijos.

El 8 de junio, el cabo de policía Omar Inalaf de 31 años se disparó en la cabeza mientras abrazaba a su hija de diez años, a quien mató con el mismo disparo. Minutos antes había mandado un mensaje en el grupo de Whatsapp: “Me voy a mandar una cagada”. Fue en Piedra del Águila.

 

Fotos: Julieta Mangiarotti, desde Neuquén

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada