Argentina: Denuncian que un empleado de la Comisión Provincial por la Memoria fue torturado por la bonaerense

LetraP.-

El organismo que preside Adolfo Pérez Esquivel denunció amenazas, torturas y privación ilegal de la libertad contra un empleado de la institución por parte de la seccional primera de Berisso. Los golpes y el hostigamientos se intensificaron cuando los uniformados identificaron que trabajaba en la comisión.

Mario Verón, un joven documentalista de la Comisión Provincial por la Memoria fue detenido sin motivo, esposado, arrojado al piso y pateado en el cuerpo y el rostro por bonaerenses de la 1ª de Berisso, el sábado a la medianoche. La CPM presentó una denuncia por torturas y, además, ante la Interministerial, el organismo creado por Daniel Scioli para que penitenciarios y policías se controlen a sí mismos.

Según publicó el Diario Página 12 media hora después de la medianoche del sábado pasado, Mario Verón viajaba en taxi a su casa cuando un retén de la Bonaerense detuvo al vehículo en Ensenada, a la altura del Puente Roma. “Es uno de los tres retenes habituales que ponen en la entrada a La Plata”, dijo Verón en declaraciones a Página 12. Los bonaerenses le pidieron documentos para identificarlo. Verón, que viajaba con una mochila, intentó buscar el documento en su interior pero no lograba encontrarlo. Les dio, sin embargo, su identidad y la dirección de su casa. Uno de los bonaerenses intentó entonces agarrar la mochila pero Verón se negó. Dijo que trabajaba en la Comisión Provincial por la Memoria, y se encerró en el taxi.

“Llamé a mi hermana desde el celular pero no contestaba –recordó–. Ellos no necesitaban nada más porque yo ya les había dado mis datos. Ya no existe más la AA (averiguación de antecedentes) y lo que hacen es la AI (averiguación de identidad), pero para ellos es lo mismo, es como si no se hubieran enterado.”

Segundos después, llegó otro móvil. “Bajaron dos policías que estaban como sacados y me dijeron ‘así que vos trabajás en los derechos humanos’, y me obligaron a bajar. Me tiraron al suelo para esposarme con las manos en la espalda y mientras empezaron a patearme y pegarme.” Después lo pusieron de pie. En ese momento, sonó el celular de Verón. “Sonó el teléfono y me dieron un golpe en el ojo, me quedó la marca, me arrancaron el teléfono y lo reventaron contra el piso.”

Después, a Verón lo metieron en uno de los patrulleros y, mientras le seguían pegando, lo trasladaron a la seccional 1ª de Berisso, la misma donde en 2005 Christian Domínguez murió ahorcado y cuyo juicio concluyó a fin del mes pasado con tres bonaerenses condenados, uno de ellos a 14 años.

Según continúa el relato de Verón en el matutino nacional, durante un rato se burlaron de él, hicieron amenazas veladas, uno de los uniformados le dijo a otro, “sacalo, a ver si se nos ahorca como el otro”, en referencia a la muerte de Christian Domínguez. Alrededor de las 3.30, Verón recuperó la libertad y se dirigió a la guardia médica del Hospital Cestino donde se constataron escoriaciones en ambas rodillas, en la región lateral del cuello y hematoma en párpado superior derecho y céfalo hematoma en la región occipital derecha.

La Comisión Provincial por la Memoria presentó una denuncia en la Mesa de Entradas del Ministerio Público Fiscal y en la Interministerial, la flamante comisión de autocontrol de torturas y malos tratos en fuerzas policiales y penitenciarias. Hasta anoche, no habían surgido novedades.

Un día antes de la creación de la Interministerial, la CPM denunció que Scioli ordenó el recorte de 34 por ciento de los fondos a la comisión.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada