El círculo de la violencia de género: cuando él no acepta la separación

claudiafrancochacoCosecha Roja.-

Claudia Franco dejó de atender el celular el viernes. El sábado la policía de Charata (Chaco) encontró su cartera. El domingo, un cuerpo. La Justicia espera los resultados del ADN para confirmar la identidad del cadáver y detuvo al exmarido, el boxeador Luciano Orellana.

*

Susana Leiva estuvo desaparecida durante cinco días: en julio de 2013 encontraron el cuerpo con golpes y quemaduras de cigarrillos en el pozo ciego de su casa en Temperley. Hoy la Justicia elevó la causa a juicio y su expareja, Alberto Ponce, llegará acusado de “homicidio agravado por femicidio”.

*

La policía de Córdoba detuvo esta tarde a un joven de 22 años acusado de empujar a su ex novia de 16 a un barranco del parque Sarmiento. Se habían encontrado para conversar: él quería retomar la relación, ella no. Después de separarse, ella lo denunció y la justicia le dio un botón antipánico: lo accionó mientras caía.

*

A Claudia, a Susana y a la joven de Córdoba las agredieron sus ex parejas. En el 80 por ciento de los casos que atendieron en la Oficina de Violencia Doméstica (que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación) durante los últimos cinco años, los agresores eran ex maridos, concubinos, cónyuges o novios. “El ciclo de la violencia no termina con la ruptura de la relación”, escribieron en el informe.

Según datos de la OVD, en 2010 los equipos interdisciplinarios de la oficina atendieron 7 mil casos de violencia. En 2014, la cifra había aumentado a 10 mil. En todo el período, recibieron 26 mil consultas y, en más del 60 por ciento de los casos, las que denuncian son mujeres. En el 96 por ciento de los casos de violencia doméstica hay maltrato psicológica y, en más de la mitad, también físico. Y en el 36 por ciento los agresores ejercen violencia económica. Según datos de La Casa del Encuentro 277 mujeres fueron asesinadas por varones el año pasado.

***

La mamá de Claudia denunció la desaparición de su hija el viernes: la llamaba al celular y le daba apagado. La policía montó un operativo de rastrillaje en los alrededores de Charata para buscar a la mujer de 32 años. Ella les había dicho que se iba de viaje con un amigo. Cuando lo llamaron, el hombre dijo que no era cierto y que hacía unos cuantos días que no la veía.

El sábado una vecina encontró la cartera en el descampado de una ladrillería. Adentro tenía los documentos de Claudia y un agujero: la bala había atravesado un lateral y perforado también el estuche de los lentes. Al día siguiente, a raíz de un llamado anónimo la policía encontró un cadáver a 200 metros de la ruta Provincial 89, a 8 kilómetros de la ciudad. Estaba adentro de una bolsa, entre la maleza e incinerada.

Claudia era recepcionista en una clínica y tenía un hijo de siete años con su expareja. A él lo detuvieron el sábado y el domingo la fiscal Virginia Lucrecia Pistán de Loto pidió el traslado del cuerpo a la morgue.

Después de dos años de investigación, la justicia elevó a juicio oral el caso de Susana Leiva. La ex pareja -que durante los cinco días de búsqueda se mantuvo pasivo- llegará al proceso acusado de femicidio. Según la autopsia, Susana murió “estrangulada manualmente”. El cuerpo quedó marcado de golpes en la cara, quemaduras de cigarrillos y cuatro puntazos en el abdomen. La mujer tenía 38 años y dos hijos: una nena de 10 y un bebé de menos de dos. Cuando los policías de la Jefatura Departamental de Lomas de Zamora encontraron el cuerpo en el fondo de la casa, el marido no estaba. La familia siempre sospechó de él porque “era muy celoso”, dijeron.

A Oscar Ferreyra lo buscaban desde ayer, cuando empujó a su ex novia de 16 años por un barranco del parque Sarmiento, en Córdoba. La Justicia ordenó un allanamiento en Villa Angelelli y lo encontró. Lo acusan de “coacción calificada, privación ilegítima de la libertad y tentativa de homicidio”. Los jóvenes estaban distanciados pero él insistía con volver. Ella no quería. Se juntaron en la zona de patinaje del parque y él la empujó por un barranco de diez metros. Mientras caía, ella activó el botón antipánico que llevaba encima: lo tenía porque ya lo había denunciado por violencia. La alerta llegó a la policía y los agentes fueron hasta el parque. La adolescente fue trasladada al Hospital de Urgencias y se está recuperando.

***

En el 27 por ciento de los casos que recibe la OVD el riesgo es “alto” y “altísimo”. Sólo en el 14 por ciento de las denuncias, es bajo. De las historias que llegaron a la oficina, la mayoría fueron derivadas a la Justicia Civil (98 por ciento), Penal (82 por ciento). El 60 por ciento de los casos pasaron a la oficina de asesoramiento jurídico, 23 a servicios de salud y un cuarto a la Dirección General de la Mujer.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada