Facundo Macarrón, hijo de Nora Dalmasso: “Fui discriminado por el fiscal”

Cadena tres.

El hijo de Nora Dalmasso, Facundo Macarrón rompió el silencio tras conocerse su sobreseimiento en la causa por el crimen de su madre ocurrido el 26 de noviembre de 2006 en Río Cuarto.

Para hablar por primera vez el joven abogado, actualmente en Francia, eligió dialogar con Cadena 3 y dijo que pedirá la nulidad de la investigación del fiscal Javier Di Santo.

“Fue un tiempo muy difícil donde logré crecer mucho como persona y llevar adelante esta situación. Es un crecimiento que tiene un costo que no se lo deseo a nadie”, expresó.

Sobre los supuestos en que se habría basado Di Santo para imputarlo, Macarrón manifestó que sospechó de él porque no encuadraba en lo que es “un buen hijo de familia por su orientación sexual”.

“Tuvo de entrada un prejuicio muy grande de lo que podría haber sido el móvil del crimen. Él tenía una sospecha basada en un prejuicio social. Me sentí discriminado por el fiscal y su investigación. Fue muy tendencioso”, expresó el joven abogado.

“Realmente es indignante que un fiscal desde un principio planteó un hecho que lo mantuvo durante cinco años y medio para tapar sus propios errores e impericias”, sostuvo.

“Si antes llegaba a pensar que era incapaz, ahora creo que tuvo una gran malicia contra mí y el resto de mi familia”, agregó.

Cabe mencionar que para el pedido de sus sobreseimiento, Di Santo incluyó un móvil que no había agregado antes.

“Es hora de que el fiscal se haga cargo de lo mal que llevó la investigación”, indicó.

En ese sentido, el joven se mostró cauto en relación a considerar que el fiscal incurrió en una mala práxis: “No estoy en condiciones de afirmarlo”.

El apoyo de su pareja, familiares y amigos

Para seguir después de semejante imputación –en grado de sospecha leve por el homicidio de su madre– el joven, que en aquel momento tenía 19 años, contó que se refugió en el recuerdo de su madre y en el acompañamiento de su pareja, familiares y amigos.

Con ese apoyo, Facundo destacó que pudo completar sus estudios como abogado y encontrarse ahora perfeccionándose en la Universidad de La Sorbona.

“Siempre tuve a toda mi familia al lado. Más allá de que algunos medios dijeron algo distinto. En ningún momento se sospechó de mí”, dijo para echar por tierra algunas versiones periodísticas.

“Cuando el fiscal comenzó a llamar a mis amigos para interrogarlos, pensé que lo hacía de protocolo y para defenderme. Como víctima uno piensa que van a tratar de protegerlo. Sin embargo, fue todo lo contrario”, se lamentó.

Ante esta situación, el joven Macarrón contó que se sintió como “doble víctima”. “Además de ver muerta a mi madre, el fiscal generó una procesión mediática, que me tuvo como una segunda víctima de todo este proceso”, completó.

“Creo que Di Santo no lo logró, pero si lo intentó y me pusieron en un lugar del que ahora recién estoy saliendo”, acotó.

¿El crimen podría quedar impune?


En relación a si cree en una posible resolución judicial del caso, después de todo el periplo vivido, Facundo señaló que no deja de tener esperanzas en que “todo el sacrificio” de parte suya y su familia “valgan la pena”.

“Si se empiezan a hacer bien las cosas estamos a tiempo de conocer la verdad”, pronosticó.

“Tengo esperanzas de algún día saber la verdad”, añadió después.

1 comentario
  1. Blancos faciles para los hombres?del poder judicial…….
    Primero fueron por el albañil.por albañil y pobre.
    despues fueron por el hijo…como si ser homoxexual implicara ser mas criminal.y de su madre…….
    La perversion con que se ha llevado este caso..
    el ESCARNIO palabra para la que no hay precio ni juicios…..
    Aun quedan en el poder judicial ,en algunos sectores………..demasiado pasado negro.demasiado escarnio en quienes terminan demostrando que son inocentes..
    Mientras tanto,el asesino baila…………

Responder

Su dirección de email no será publicada