Fanáticas de los boliches  en Bariloche

Fanáticas de los boliches en Bariloche

Creado por la Asociación Civil Red de Mujeres, el proyecto tiene como objetivo llevar la perspectiva de género a ámbitos nocturnos para garantizar la seguridad, el disfrute y la libertad de las mujeres en la nocturnidad.

Por Cosecha Roja
20/05/2019

Bariloche recibe a miles de turistas todos los años. Muchxs de ellxs son estudiantes de todo el país en sus viajes de egresadxs. Un clásico es la movida nocturna. La ciudad cuenta con bares, pubs, cervecerías y boliches famosos como “Grisu”, “By Pass”, “Genux” y “Cerebro”. Este año llegó a la ciudad rionegrina el proyecto “Fanáticas de los boliches”, creado por la Asociación Civil Red de Mujeres y que funciona en Buenos Aires desde 2017. Tiene como objetivo llevar la perspectiva de género a ámbitos nocturnos para garantizar la seguridad, el disfrute y la libertad de las mujeres en la nocturnidad.

“Fanáticas de los boliches” trabajará junto al proyecto  “Que la noche sea nuestra: campaña por espacios nocturnos libres de acoso”, que ya se aplica en Bariloche y está conformado por el Centro de Prevención de Adicciones Municipal, el área de Género y Diversidad Sexual del Municipio, el Programa ECOS-Hueche de la Secretaría Provincial de Niñez Adolescencia y Familia de Río Negro, y las organizaciones sociales feministas Mala Junta, Lobo Suelto y Feministas Colectivo Al Margen. Todxs juntxs realizarán este lunes una jornada de formación con administradores y personal de bares y boliches de Bariloche y agentes de empresas de viajes de egresados.

“La modalidad de trabajo es primero una sensibilización, luego una capacitación con toda la gente que está en la nocturnidad y finalmente la última jornada -que será hoy- es recoger las experiencias de la parte de sensibilización y capacitación y armar un protocolo”, contó a Cosecha Roja María del Mar Ramón, integrante de la Red de Mujeres.

La iniciativa busca incluir una perspectiva feminista en la nocturnidad y cortar con la idea de que la noche habilita actitudes de violencia contra las mujeres. “La mejor manera es hablando con los varones, definiendo cosas, trabajando fuertemente en la construcción de herramientas y haciendo pie en el consentimiento”, explicó María del Mar. El disfrute también es un derecho de las mujeres. A partir de la sensibilización, concientización y capacitación de todos los actores de la vida nocturna, se busca tener lugares seguros para que las mujeres podamos hacer uso de nuestro derecho al placer, a la fiesta, al baile y al alcohol.

El acoso en Bariloche en números

Al 87 por ciento de las mujeres les hicieron comentarios sexuales incómodos acerca de su cuerpo o su apariencia. Ese dato sale de una encuesta realizada a mujeres de Bariloche el año pasado en el marco de la campaña “Que la noche sea nuestra: por espacios nocturnos libres de acoso” y con la asistencia técnica del Observatorio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación Superior del Centro de Estudios en Ciencia, Tecnología, Cultura y Desarrollo (CITECDE) de la Universidad Nacional de Río Negro y la Asociación Civil Red de Mujeres.

Al 78 por ciento de las mujeres que respondieron la encuesta les pasó que alguien les insistió cuando estaban diciendo que no. Al mismo porcentaje las tocaron o manosearon sin su consentimiento.  

Al 29% de las mujeres de la ciudad de Bariloche les pasó que alguien se aprovechó de ellas cuando habían consumido alcohol o drogas y no estaban en condiciones de dar su consentimiento. No importa su edad, ni condición socioeconómica o en qué lugar residan, todas las mujeres están expuestas a experimentar diferentes situaciones de acoso y violencia sexual. En los espacios de nocturnidad esto se da con frecuencia, lo que deja ver la desprotección que tienen las mujeres para poder ejercer su derecho al disfrute.