Femicidio en el country: los ricos también matan

femicidiocountrieCosecha Roja.-

Fernando Farré tiene 52 años, un MBA en una universidad estadounidense y una carrera ascendente en multinacionales exitosas. Posó con Paris Hilton, Kate Moss y otras estrellas de cabotaje en eventos de cosméticos. Esta mañana sumó un nuevo título, el de femicida. Esperó a su esposa Claudia Schefer en la casa de fin de semana que tenían en el country Martindale para terminar la división de bienes. Cuando Claudia entró al vestidor a sacar la ropa que le quedaba, él la siguió y cerró con llave. Volvió a abrir cuando ya la había degollado: salió y se sentó en el sillón a esperar a la policía. Ella estaba muerta.

Claudia se quería divorciar de Ferré, el padre de sus tres hijos. Hoy cerca de las 11 de la mañana fue con su abogado hasta Pilar para encontrarse con él y terminar de acordar la división de bienes. Ella llevó valijas vacías, él la esperaba con su abogada y su mamá Nenina. La agresión empezó en la cocina, Fernando agarró un cuchillo a escondidas, la siguió hasta el vestidor y cerró con llave. Ella pidió ayuda a los gritos. Afuera, los abogados de ambos y Nenina (la mamá de Farré) intentaron abrir, rompieron una ventana y llamaron al 911.

Cuando llegaron los agentes del Comando de Prevención Comunitaria de Pilar, él no se resistió. La fiscal Carolina Carballido Calatayud se acercó a la escena del crimen y lo imputó por femicidio. A Claudia la trasladaron al hospital pero ya estaba muerta.

Farré y Claudia, además de estar casados, tenían una sociedad que se llamaba Global Five y se dedicaba a la comercialización de productos de cosmética, belleza y perfumería. Desde que se separaron, Claudia vivía con sus tres hijos en el departamento de Recoleta, sobre la Avenida Libertador, y él en el country. Ella ya lo había denunciado por violencia. Una semana atrás había caducado de común acuerdo la restricción de acercamiento que la justicia le había impuesto a Farré.

Hasta septiembre del año pasado, el hombre era gerente general de de la multinacional de belleza Coty en Argentina, Chile y Uruguay. Se recibió en la Universidad Católica Argentina (UCA), había hecho un máster en negocios (MBA) en la universidad estadounidense Thunderbird y trabajó en Carrefour, Coca Cola, L’Oréal, AVON y Coty. Habla inglés, francés y portugués.

Durante su estadía en Estados Unidos participó de eventos con celebrities. Posó con Kate Moss, Paris Hilton, Lady Gaga. En Argentina repitió: se lo vio con Facundo Arana, Susana Giménez, Andy Kusnetzoff, Juliana Awada y Andrea Frigerio.

Los medios titularon: “Un empresario degolló a su mujer en un country de Pilar y está detenido”, “Un ejecutivo apuñaló a su mujer mientras repartían los bienes”; “Horror en un country: el acusado se sentó en el sillón después del crimen”. Aunque ya está imputado por femicidio, algunos siguen hablando de crimen pasional.

Carballido -titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Conexos a la Violencia de Género de Pilar- es la misma fiscal que acusó a Celina Benítezy a Yanina González de “abandono de persona” por las muertes de sus bebas. En ambos casos los responsables fueron los padrastros. González tenía 23 años y un retraso madurativo, estaba en pareja con Fernández, un hombre que la golpeaba a ella y a su hija Lulú. Durante el juicio que la acusaba, Carballido trató a González de “mala madre” y llamó a declarar al femicida de Lulú.

[Nota publicada el 21 de agosto de 2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada