Femineidad travesti, un reclamo que irá a la Corte Suprema

La demanda por la identidad de Lara Bertolini tuvo lugar en primera instancia, pero esta semana un fallo de Cámara lo desestimó. Ahora apelará en el máximo tribunal.

Femineidad travesti, un reclamo que irá a la Corte Suprema

Por Matias Máximo
13/12/2019

Lara Bertolini pidió que su documentación dijera “Femineidad travesti”, ya que no se siente identificada si los papeles la ponen en el binomio Hombre/Mujer. En primera instancia su demanda fue aprobada: la Justicia entendió que su derecho a la identidad de género no estaba comprendido en las dos opciones que la administración asigna. La Dirección del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) y el Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires se opusieron al pedido y la Sala G de la Cámara Nacional en lo Civil hizo lugar a la negativa. Con la noticia fresca, Lara está preparando las argumentaciones para llevar su reclamo a la Corte Suprema, la máxima instancia de la justicia en Argentina.

Lara es estudiante de Derecho en la Universidad Nacional de Avellaneda, donde tiene un promedio de 8.70, y trabaja en el Ministerio Público Fiscal. A partir de sus conocimientos en teoría judicial decidió iniciar a principios de año la rectificación de su partida de nacimiento con la categoría “femineidad travesti”, una demanda que presentó con la asesoría letrada de Emilio Buggiani. Cuando este reclamo fue reconocido, la noticia tuvo repercusión internacional: un fallo como este sienta una jurisprudencia en derechos humanos.

“Revocar el fallo es una decisión que tiene que ver con la dinámica machista y patriarcal que se da en el Poder Judicial, es fallar desde la teoría pura y no bajar a las problemáticas reales de la sociedad. Acá se demuestra la ineficacia jurídica de estos jueces de saber interpretar y leer leyes y tratados internacionales, de no poder corresponder a saber que tienen que ser una judicatura de protección para los grupos sociales vulnerados”, dijo Lara a Cosecha Roja.

En los fundamentos de la Cámara para negarle la rectificación, los jueces Carlos Bellucci, Gastón Polo Olivera y Carlos Carranza Casares hicieron su interpretación de la Ley de Identidad de Género Nº 26.743 y dijeron que la solución para personas travestis o trans de adecuar su identidad de género masculino o femenino no incluye la posibilidad de incluir un tercer género o el  travestismo.

“Hanna Arendt habla del ser apátrida generado por aquellos gobiernos dictatoriales que expulsan a ciertos grupos sociales que pueden ser problemáticos. Yo pienso que las identidades maricas, tortas, travestis, transgeneros y cualquier otra identidad que no se adecue al binario heterosexual pasamos a ser apátridas identitarias, y sobre todo las travestis transgéneros pasamos a ser identidades criminales”, analizó Lara.

Según la activista esta demanda no es solo por ella, sino por las generaciones futuras: “Al llegar a la corte vamos a solicitar todos los amicus curiae, tanto de las organizaciones base, como de las organizaciones sociales y los colectivos lgbt y transgenero. Porque no es por una lucha identitaria solo mía sino por el futuro que le vamos a dejar a las niñeces, que es lo más importante. Como dice Marlene Wayar, ‘no quiero que las niñeces vivan el mundo en el que yo he nacido’”.

Matias Máximo

Matias Máximo

Periodista - Autor del libro "Que el mundo tiemble: Cuerpo y performance en la obra de Effy Beth", disponible en PDF aquí
Matias Máximo