Pidieron de 7 a 12 años para el futbolista acusado de violar a una mujer

En la audiencia de alegatos del juicio contra el futbolista Alexis Zárate, la querella pidió doce años de prisión y su inmediata detención. El deportista está acusado de haber abusado sexualmente de Giuliana Peralta, la ex pareja de su compañero de Independiente Martín Benítez. La fiscalía pidió siete años y medio por  “abuso sexual agravado con acceso carnal”. Mientras, la defensa del jugador de Temperley sostuvo que hubo una relación consentida y pidieron la absolución.

El tribunal de Lomas de Zamora juzga a Zarate por el ataque del 16 de marzo de 2014 en su casa en Wilde, cuando entró a la habitación en la que dormía Peralta y la violó. Martín Benítez y Nicolás Pérez declararon el lunes como testigos porque estaban presentes en el domicilio aquella noche. Ambos están denunciados por encubrimiento.

El lunes 18, se conocerá la sentencia.

 

*

Giuliana Peralta y Martín Benítez llegaron a la casa de Alexis Zárate, que estaba vacía. Más tarde llegaron Alexis y Nicolás Pérez, otro compañero de Independiente. Mientras ella y su novio aún estaban despiertos, el dueño de casa entró a la habitación con la excusa de buscar un cargador. Ella se tapó con las sábanas y dijo “es un desubicado”. La siguiente vez que Alexis entró en la pieza, Giuliana dormía: se despertó con el peso del cuerpo del jugador encima. “¿Vos te cuidás?”, le dijo el dueño de casa, la aprisionó para que no se moviera y la violó. Ella gritó “qué hacés, qué hacés”. Ni Benítez que dormía al lado ni Pérez la escucharon y, a pesar de los intentos por disuadirla, ella se animó a denunciarlo.

Ayer comenzó el juicio oral contra el futbolista Alexis Zárate, acusado de haber abusado sexualmente de Giuliana Peralta, ex pareja de su compañero en Independiente, Martín Benítez, el 16 de marzo de 2014. Si el veredicto es culpable, Zárate podría ir a prisión por 15 años.

En la audiencia de hoy declararon las amigas de Giuliana y la mamá. También lo hizo Marcelo, inquilino del padre de Pérez, que es remisero. En uno de los trayectos, el hombre le confesó que su hijo estaba despierto, escuchó los gritos y no quiso interferir. El abogado le aconsejó a Nicolás Pérez decir que estaba dormido y no había oído nada. Todo eso contó hoy Marcelo ante el juez.

En la audiencia de ayer ante el TOC 1 de Lomas de Zamora, se leyeron los alegatos de acusación. Luego, Peralta contó cómo fue aquella noche de 2014 en que durmió con su novio en la casa de Zárate, en Wilde, y éste la violó. También declararon los futbolistas Martín Benítez y Nicolás Pérez como testigos del hecho: estaban presentes en el domicilio del jugador aquella noche.

– ¿Qué entiende por abuso sexual? – le preguntó la abogada defensora de Peralta, Raquel Hermida Leyenda a Benítez.

– Algo con violencia – le respondió.

Luego contó que a pesar de dos años de relación, él sólo “usaba a Giuliana para el sexo”. También dijo que esa noche escuchó el pedido de ayuda de Giuliana desde el comienzo pero en el relato de la joven Benítez reaccionó cuando ella lo despertó, al final de la violación.

Ante el juez Benítez dijo que tuvo miedo de que Peralta saliera de la casa esa noche tras la violación. Creyó que le podría traer problemas en el club, al que tenía que ir a entrenar al día siguiente. Pérez, en cambio, negó todos los mensajes en los que le pedía a la joven que no denunciara y dijo no recordar nada: los registros de los mensajes del celular están certificados por un escribano y en manos de la justicia.

Según contó a Cosecha Roja Hermida, las pericias psicológicas realizadas en la etapa de instrucción indican que Giuliana no estaba mintiendo y que sufría de estrés postraumático. Los análisis de ADN realizados luego de la agresión dieron positivos. El argumento de la defensa sostiene que Alexis Zárate acepta la relación sexual pero que lo único que “habría molestado a la joven era el hecho de que él le haya eyaculado dentro”.

*

Antes de que comenzara el juicio, frente a las puertas del tribunal de Lomas, el movimiento de mujeres copó la entrada para apoyar a Giuliana bajo el lema “terminar con la protección judicial a los abusadores sexuales”. Natacha Haeberer de la agrupación Las Rojas del Sur contó a Cosecha Roja: “Cualquier mujer que quiera luchar va a ser apoyada por nosotras. El movimiento sirve para hacer presión por todas las causas. Hace muchos años que no se conseguía perpetua para un femicida y el caso Ariadna nos demostró que esta es la manera. El gobierno y la justicia patriarcal los dejaría en libertad sin la presión del movimiento de mujeres en la calle”.

“Salvarle la vida a otras mujeres no empieza ni termina cuando los metemos presos, pero si entendemos que de esa manera no pueden volver a matar, violar ni atacar. Juntar los casos y formar un solo puño fue muy importante porque nos permitió unir fuerzas y pelear contra la injusticia, que es sistemática”, dijo Haeberer.

*

El juicio es llevado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, a cargo del Dr. Nicolás Plo, y constará de cinco audiencias de proceso, tres de testimonios y dos de alegatos. En el último día se determinará cuándo se dará el veredicto, que de ser de culpabilidad, podría condenar de seis a 15 años de prisión al futbolista, según la pena estipulada en el Código Penal.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados