Honduras: Los Osorio asesinaron al periodista Alfredo Villatoro

La Prensa de Honduras.-

Tres de los cinco detenidos en el espectacular operativo del domingo 27 de mayo en la aldea El Cacao de Cofradía, Cortés , fueron formalmente señalados como responsables del secuestro y asesinato del periodista Alfredo Villatoro .

El Ministerio Público amplió ayer el requerimiento fiscal contra Marvin Alonso Gómez (28) y los hermanos Osman Fernando (29) y Edgar Francisco (24), ambos de apellido Osorio Arguijo, a quienes en primera instancia se les acusó por asociación ilícita y tenencia ilegal de armas, ya que en el momento de su captura se les encontró en posesión de una ametralladora AK-47, dos fusiles Galil y tres pistolas nueve milímetros. A Osman Fernando Osorio Arguijo se le seguirá otro proceso por los delitos de evasión y tentativa de homicidio, por los que tenía una orden de captura pendiente.

Al concluir la audiencia de imputado, el lunes, el juez que conoció la causa determinó enviarlos a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara, pero se les modificaron los delitos por atentado contra miembros de la Policía Nacional y almacenamiento de armas, dijo Bárbara Castillo, vocera de los tribunales de justicia.

Ahora que las evidencias los sindican como autores del crimen del reconocido periodista de HRN, la acusación se interpuso por el delito de secuestro agravado. Tras completar algunas diligencias de investigación, la Fiscalía contra el Crimen Organizado los acusó, informó Melvin Duarte, portavoz del Ministerio Público.

Procedimiento

La acusación se interpuso ante el Juzgado de Letras Penal, que la turnará al juez con jurisdicción nacional.

“Este requerimiento fiscal, luego del trabajo conjunto, esta debidamente sustentado, con pruebas contundentes recabadas por el equipo que ha trabajado todos estos días sin descansar”, expresó el vocero.

Afirmó que los fiscales e investigadores de la Policía fueron sumamente cuidadosos en reunir todas las evidencias necesarias para que no existan debilidades ni vacíos que puedan generar algún grado de impunidad.

“Una de las pruebas contundentes es precisamente el hallazgo del arma que ha participado en este evento criminal, que ha dado positivo a los laboratorios balísticos y está siendo presentado como uno de los elementos de prueba recabados por la Policía de Investigación y la Fiscalía”, reveló.

El delito de secuestro agravado contempla una pena de 40 años de prisión a privación de cárcel de por vida.

“La acusación lleva todo el sustento probatorio necesaria como para solicitar la pena máxima contra estas personas que cometieron este grave delito”, manifestó.

Proceso

En el requerimiento fiscal, el MP le solicita al juez que requiera la presencia de los acusados para celebrar la audiencia de declaración de imputados.

En dicha audiencia, el juzgado les notificará a los sospechosos la acusación interpuesta en su contra y les concederá el derecho de rendir una declaración.

Luego, el juez les notificará a los imputados la medida cautelar que se impondrá, en este caso, la detención judicial, pues los tres se encuentran recluidos en la cárcel de máxima seguridad de la Penitenciaría Nacional de Támara.

Enseguida, el juez fijará la fecha de la audiencia inicial, cuando se presentarán las pruebas que serán valoradas para dictar un auto de prisión o un sobreseimiento.

Prueba balística

En el operativo, la Policía decomisó dos fusiles Galil, una AK-47, una pistola Jericó y dos nueve milímetros Beretta, sometidas a una prueba de balística que desentrañó un nuevo elemento en la investigación para esclarecer el crimen contra el comunicador hondureño. La Policía aún no ha determinado quién o quiénes halaron el gatillo. Las seis armas decomisadas tenían irregularidades, ya que las tres pistolas automáticas no tenían permiso de portación, los fusiles Galil son de uso militar-policial y la AK-47 es prohibida en Honduras.

Falta uno

En el requerimiento interpuesto por la Fiscalía contra el Crimen Organizado se acusa a otro sospechoso que está prófugo.

“Se está pidiendo una orden de captura más. Obviamente no se puede revelar su nombre”, expresó el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte. Se espera que el Juzgado con Jurisdicción Nacional responda positivamente a la solicitud. Si es así, se librará la orden de captura nacional e internacional y se notificarán las alertas migratorias a las aduanas aéreas, terrestres y marítimas.

Continuarán las diligencias de la Unidad Antisecuestros de la Fiscalía y la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación, de Seguridad.

La Fiscalía y la Policía de Investigación siguen investigando para dar con más responsables del asesinato del periodista.


Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada