Honduras: dos presos involucrados en el asesinato de Ángel Villatoro

La Prensa Honduras

En un helicóptero y bajo estrictas medidas de seguridad fue trasladado a la capital un recluso del Centro Penal de Danlí, El Paraíso, quien es supuesta pieza clave para esclarecer el secuestro y asesinato del periodista Ángel Alfredo Villatoro Rivera , según las autoridades. Otro presunto implicado en el delito, también privado de libertad de la misma cárcel, fue movilizado por tierra en una patrulla policial para seguirle un proceso investigativo.

Mientras tanto, equipos de la DNSEI (Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación) siguen tras la pista de otros sospechosos con el fin de esclarecer el repudiable crimen.

Negociador

Uno de los presidiarios es Juan Ramón Fonseca (25), a quien la Policía sindica como encargado de negociar el rescate con familiares de Villatoro Rivera, de acuerdo con lo revelado por la Policía. El otro fue identificado como Miguel Ángel Álvarez (34), considerado por la Policía pieza clave para dar con los asesinos del comunicador.

Ambos fueron trasladados a la DNSEI para continuar las diligencias investigativas y establecer su participación en el acto delictivo.

Se supo que Álvarez podría aportar información determinante para esclarecer el crimen del coordinador de noticias de HRN.

Villatoro Rivera fue secuestrado por varios malhechores el miércoles 9 del presente mes, cuando se dirigía de su residencia a su centro de trabajo y lo interceptaron .

Equipos del Grupo Especial Antisecuestros comenzaron las investigaciones para lograr su liberación, lo que resultó infructuoso. También el mismo día del secuestro de Villatoro fue detenido el ex oficial de policía Basilio Godoy y horas después las autoridades del Ministerio Público lo dejaron libre al no encontrar meritos.

El cadáver del periodista Villatoro Rivera fue asesinado por los plagiarios el martes alrededor de las 7:00 pm en un lugar solitario de la Residencial Las Uvas, donde unidades de inteligencia policial empezaron las investigaciones con el fin de esclarecer el crimen.

Identifican a sospechosos

El mediodía de ayer se dio a conocer el nombre de Miguel Ángel Álvarez como principal sospechoso de formar parte de la banda de secuestradores que podría ayudar a dar con los autores materiales del asesinato.

El recluso fue trasladado a la capital en un helicóptero de la Policía Nacional que aterrizó en la Fuerza Aérea Hondureña, donde fue interrogado varios minutos por fiscales del Ministerio Público y agentes de investigación. Tras los interrogatorios, los convictos fueron trasladados al módulo de máxima seguridad en la Penitenciaría Nacional de Támara, 15 kilómetros al norte de la capital de Honduras.

El recluso fue trasladado para evitar que su vida corriera peligro y que pueda brindar toda la información que tiene sobre el caso que ha consternado a la sociedad hondureña.

Claridad

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía Velásquez, dijo: “Consideramos que, con el control de ese individuo, en la situación de la muerte de don Alfredo Villatoro, en las próximas horas, ya se tendría claridad sobre quiénes son las personas que están tras este hecho”.

Agregó que los trabajos de los investigadores de la Policía Nacional y la Fiscalía del Ministerio Público “hacen concluir que este ciudadano tiene una fuerte participación en el hecho”.

Prosiguió: “Los indicios que tenemos son de una fuerte participación de este ciudadano en la situación que estamos investigando”.

La importancia de esta persona para el esclarecimiento del caso, dijo, es de alrededor del 70%. Mejía Vélasquez evadió una serie de consultas que le hicieron los periodistas sobre la participación de Álvarez en este delito, el caso se maneja con hermetismo.

Álvarez fue llevado a la unidad policial en un vehículo de la Dirección Nacional de Servicios Especiales Preventivos bajo estrictas medidas de seguridad.

Presunto negociador

Sorpresivamente, la Policía dio a conocer la participación de Juan Ramón Fonseca, supuesto negociador del rescate en el secuestro del periodista Alfredo Villatoro, ya que él no había sido mencionado en el delito. El sospechoso era trasladado en una patrulla de la Policía Nacional, pero se ejecutó el transbordo al vehículo especial de la DNSEI, en la salida a Danlí.

En el caso de Álvarez, una fuente confió que se tiene conocimiento de que él llamó por teléfono para pedir una recarga, lo que está sujeto a fuerte investigación.

Después de permanecer varios minutos en la DNSEI, Álvarez y Fonseca fueron sacados en uniforme anaranjado y trasladados a la cárcel de máxima seguridad de la Penitenciaría Nacional.

Los dos detenidos se declararon inocentes de lo que se les acusa. Aseguraron que no tuvieron participación en el secuestro.

Otro elemento que sigue siendo parte de las investigaciones es la camioneta Toyota gris, sin placas, que le decomisaron al subinspector de policía Gerson Basilio Godoy, requerido el día del secuestro en el anillo periférico.

Nuevamente, el automotor fue inspeccionado ayer por técnicos de la Fiscalía en busca de evidencias, reveló una fuente.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada