Huelga de brazos caídos en la Unidad 31 de Ezeiza

cárcel-630x350Por Red de Cooperativas de Liberad*s

Durante la jornada del martes 25 de octubre, las mujeres que se encuentran alojadas en la Unidad 31 de Ezeiza, Sector común y Planta de Madres, comenzaron una huelga de brazos caídos, realizando además una denuncia formal contra el Jefe de trabajo de este establecimiento ante los Tribunales de Lomas de Zamora en virtud del recorte de las horas laborales.

Esta acción que hoy protagonizan las compañeras de la Unidad 31 de Ezeiza, se suma a las  ya realizadas por las mujeres del Complejo IV durante los meses de abril y septiembre, razón por la cual la Procuración Penitenciaria de la Nación acompañó el reclamo  presentando un Habeas Corpus por sus derechos laborales, al que el Juzgado de Lomas interviniente no hizo lugar, resolución que la Procuración apeló. El jueves 22 de septiembre el expediente volvió de la Cámara de Apelaciones y conforme lo resuelto por la Alzada, el juez de grado deberá dictar un nuevo pronunciamiento.

En la Unidad 31, las actividades están totalmente interrumpidas nadie sale de su pabellón en reclamo a esta situación. A esto se suma el rechazo de retirar la comida del “carro”, hecho que simboliza al interior del penal  una acción colectiva contra el Servicio Penitenciario y en especial hacia la gestión de gobierno de la cárcel.

La vulneración de los derechos laborales no solamente impacta sobre sus vidas, sino también sobre sus familias  ya que ellas continúan siendo jefas de hogar, aún estando detenidas.

Una vez más las condiciones de detención vuelven a agravarse para las mujeres privadas de libertad. Cabe recordar que fue en esta misma Unidad, en Mayo del 2014,  donde todo un sector fue desplazado de su alojamiento siendo trasladado de forma violenta a otro establecimiento  de máxima seguridad en el que  existe una peor situación edilicia, entre otras irregularidades,  para que esos lugares sean ocupados por  detenidos condenados por delitos de lesa humanidad que hasta el día de hoy  utilizan estas plazas, compartiendo espacios comunes con mujeres y niños alojados en Planta de Madres, población para la que fue creada la Unidad 31.

También, durante esta semana mediante una medida de atropello similar, otro grupo de compañeras fue trasladado de la Unidad 4 de Santa Fe a la Unidad Nº 13 de La Pampa, viendo interrumpidas compulsivamente sus actividades laborales y educativas, alejándolas de sus afectos y privándolas de las visitas familiares en virtud de la distancia.

Hechos arbitrarios como los ya mencionados anteriormente se constituyen como parte de la violencia institucional que cae sobre las mujeres dentro del régimen penitenciario.

A días de #NiUnaMenos resulta urgente visibilizar las situaciones vejatorias a las que son expuestas  las mujeres privadas de libertad.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada