Indígenas mexicanos comercializan el linchamiento de violadores en DVDs

mexico+

El Universal-.

Indígenas tzotziles comercializan en 15 pesos un video del linchamiento de tres presuntos violadores y homicidas de una joven de 24 años cometido hace una semana en la comunidad Las Ollas, en el municipio de San Juan Chamula.

En el mercado José Castillo Tielemans, hombres y mujeres de la etnia tzotzil que se dedican a la venta de discos y películas apócrifas ofrecen el DVD con el título: “Quemaron vivos a violadores”, “¡Impactante!”, “noticia… de la semana”, “no apto para cardiacos”.

En la mayoría de los puestos de venta, los tzotziles ofrecen los discos a los ciudadanos que llegan al centro de abasto, como si se tratara de un tema musical del momento.

Los comerciantes no se quejan, pues en el primer día de ventas han comercializado decenas de copias de la película. “Yo ya vendí como 100”, explica un joven. Otros para llamar la atención de probables compradores gritan: “Aquí está el video del linchamiento” y de inmediato les quitan de la mano los discos.

En la contraportada del volumen se incluye parte de la nota que EL UNIVERSAL publicó el miércoles 5 de junio por la madrugada: “Indígenas tzotziles de la comunidad Las Ollas, del municipio de San Juan Chamula, quemaron a un presunto violador y dos más resultaron gravemente heridos, como consecuencia de la golpiza que sufrieron, informó la Procuraduría de Justicia del Estado”.

Un comerciante comentó que desde el martes los chamulas empezaron a vender el disco y “mucha gente ya lo compró”.

El martes 4 de junio, chamulas de Las Ollas descubrieron a los tres hombres que viajaban en una camioneta Ford, color blanco, cuando presuntamente tiraban el cuerpo de una mujer de 24 años, identificada como Fidencia Sántiz López, de 24 años, originaria del municipio de Oxchuc. Al parecer, la joven fue violada y luego asesinada.

Cuando los chamulas se percataron de la presencia de los hombres, de inmediato fueron detenidos, pero sólo uno de ellos fue amarrado de los pies y junto a un árbol fue rociado de gasolina, prendiéndole fuego.

La víctima fue identificada como Domingo Gómez Gómez, al parecer un tzotzil de San Juan Chamula, que inicialmente fue conocido como Domingo Gómez Castellanos.

En el video, el joven se ve que en un acto de desesperación, se tira al suelo ya cubierto en llamas e irremediablemente pierde la vida por el fuego que consume su cuerpo. Hombres y mujeres vociferan en la lengua tzotzil.

Los otros dos presuntos delincuentes son atados de las manos y golpeados severamente por los tzotziles, frente a la camioneta en que se trasladaban y llegaron al lugar, para “tirar el cadáver de la joven”.

Uno de los hombres, que lleva un tatuaje en el brazo derecho habla en tzotzil, para clamar piedad de los captores: “No hagan esto. Yo no hice nada”, dice el desconocido al que los chamulas le ataron un alambre conductor de energía eléctrica en el rostro, para arrastrarlo. “Mayuc (no)”, exclama en su defensa el individuo.

Luego, los dos hombres conversan entre ellos, pero sólo uno pide que no lo maten: “Échenme la mano. Yo soy hermano de Mario, el que juega mucho baraja. Yo no maté”, pero los chamulas parecen no entender y por el contrario piden rociarlos de combustible. “Ay viene la gasolina. [Los quemamos] con todo y carro”.

El otro de los cautivos, permanece sentado sobre el suelo, pero no dice nada a los chamulas. Sólo se concreta a hablar con su compañero, pero no se oye lo que dice.

Los hombres fueron quemados vivos, y cuando la Policía Estatal Preventiva (PEP) y Policía Ministerial arribaron al lugar el martes 4 de junio, aún estaban con vida, por lo que fueron trasladados al hospital donde murieron el miércoles por la tarde.

A una semana de los hechos, la Procuraduría de Justicia del Estado aún no ha dado a conocer la identidad de dos de los tres indígenas que murieron quemados, ni ha detenido a los líderes de la comunidad que encabezaron el linchamiento.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada