Informe anual de IJóvenes, un mapa de soledades y consumos problemáticos

pibes en la esquina

Julia Varela y Agustina Sulleiro – Cosecha Roja.-

“Esta investigación nos confirma que abordar la problemática de las adicciones tiene que ser un trabajo plural. Lo arreglamos entre todos o no lo arregla nadie: esto lo resuelve el conjunto de la sociedad”, dijo ayer Fernando “Chino” Navarro, diputado bonaerense por el FpV en la presentación del Informe 2015 del Instituto de Investigación sobre Jóvenes, Violencia y Adicciones (IJóvenes) de la Cámara de Diputados de la Provincia.

Durante este año, IJóvenes trabajó en 40 barrios populares de 17 distritos de la Provincia de Buenos Aires y registró historias de jóvenes con consumos problemáticos de sustancias, organizaciones territoriales que proponen alternativas y dispositivos de prevención y tratamientos. El Informe muestra cómo en los barrios del conurbano y del interior del país el consumo problemático siempre está relacionado con la desigualdad. No poder acceder a la vivienda, a la salud, a los derechos básicos, que no haya transporte público y soportar el hostigamiento por parte de las fuerzas de seguridad, delimitan el campo de acción de los pibes de los barrios.

“Los jóvenes están solos”, dijo Cristian Alarcón, el director del equipo de investigación. ”Nosotros pintamos un mapa de múltiples soledades, gestionadas de múltiples maneras. Pero también mostramos la maravilla de las redes que funcionan. En algunos territorios hay mesas de trabajo intersectoriales en las que participa el Estado. Un Estado que, cuando quiere, puede dialogar con las comunidades. Ése es, en definitiva, el mensaje: ante la soledad, lo único que podemos ofrecerles a nuestros pibes es el fortalecimiento de sus comunidades”, contó durante la presentación del informe. Navarro agregó: “Nuestra tarea desde el Estado tiene que ser apuntalar las experiencias de organización popular para rescatar a nuestros jóvenes, para prevenir y derrotar las adicciones y las violencias”.

El barrio Villa Caracol en Bahía Blanca está “colgado” del servicio de luz, no tienen acceso a gas natural y utilizan leña o garrafas para la cocina y la calefacción. Villa Caracol es un basural a cielo abierto, y los problemas habitacionales siguen siendo una de las problemáticas más salientes: “Yo me pude hacer mi casita con mucho esfuerzo, y la pago con changas que voy haciendo. Pero a veces me cuesta llegar a fin de mes, del 20 en adelante se me hace difícil hasta comer”, dice una vecina en el Informe.

En la presentación el diputado Navarro explicó que el Instituto entiende por consumo problemático al vínculo compulsivo que una persona establece con una sustancia psicoactiva, que fragmenta los tejidos sociales y que afecta el proyecto de vida de la persona -o revela la ausencia del mismo-. Por eso, “el abordaje no puede ser desde lo penal. Si hay un delito, obviamente tiene que intervenir la justicia o las fuerzas de seguridad. Pero el abordaje de este tema tiene que ser desde la salud y los Derechos Humanos”, dijo.

Sofía tiene 17 años, una hija de 1 y busca algo para hacer, un curso o un taller: “Algunos fuman porro, otros toman. A mí me gustaría poder hacer algo para despejar la cabeza un rato de los problemas de todos los días”, dice. “¿Por qué Sofía iguala una actividad con el consumo?”, se preguntan los investigadores del Informe anual del Instituto y sostienen: “Porque el sentido de la acción, para ella, es el mismo: salir un rato de los problemas de todos los días”.

“¿Qué te genera la droga?”, se preguntó Claudia Sibulski, directora del Centro de Referencia Penal juvenil del Departamento judicial La Matanza, y dijo: “Placer. ¿Y qué te posibilita? Olvidarte de los problemas y evadirte. La conclusión a la que llegamos es que consume porque tiene muchos problemas, para olvidarse, porque le gusta, porque le produce un placer que no puede tener de otra manera. Entonces, la idea es poder reemplazar esos placeres por otros que también den placer y felicidad”.

Para Marcelo, del equipo del Envión de Mar del Plata, “es muy difícil ir en contra de toda una cultura del delito y de una forma de entender y ver el mundo. Fueron años y años de hacer mierda a los pibes, ¿ahora cómo salimos después de todo eso?”. Y agregó: “Es muy difícil si no se hace prevención. Agarran a los pibes cuando ya tienen causas penales, cuando ya hicieron la cagada y el consumo ya está instalado no como problemático sino como medio de vida. Nosotros creemos que tenemos que abordarlo desde la salud mental, por eso queremos hacer talleres de reducción de riesgos y daños”.

***

ijovenes-03-1024x683

El presidente de IJóvenes sostuvo que las causas del consumo de sustancias son múltiples. Una de ellas es la desigualdad, vinculada no sólo a los ingresos económicos sino también al acceso a la vivienda, a la salud, a la educación, a los derechos básicos. “Ya no podemos hablar sólo del adentro y el afuera de los barrios. Hacia adentro de los mismos también encontramos una fragmentación en los vínculos de solidaridad y una pérdida de paz en la vida cotidiana”, dijo.

Hasta hace poco, en Villa Garrote, en Tigre, había un cartel en la entrada que decía “calle sin salida”, para que los turistas desorientados no entraran en la villa. Y cuando los jóvenes quieren participar de algún espectáculo público o caminar por el centro, los vigilan con las cámaras del Centro de Operaciones Tigre (COT), los detienen y devuelven a Garrote. “Si te ven afuera te mandan al COT. Vienen, te revisan todo, te re bardean. Si decís que sos de la Garrote fuiste. Te ponen contra el patrullero y te hacen abrir las piernas hasta que duela, como si fueras el hombre elástico. Te buscan droga o armas y si no te encuentran nada, buscan que les respondas mal”, contó un pibe del barrio.

Para Fernando Navarro, el desempleo y la precariedad laboral también tienen que ver con el consumo porque afectan principalmente a los jóvenes menores de 29 años. Y si además es difícil acceder al sistema de salud, y los pibes dejan la escuela porque los edificios tienen problemas de infraestructura y bajo presupuesto, el consumo es una alternativa a la soledad.

Según el Informe, el trabajo en los varones y la maternidad en las mujeres aparecen como factores que inciden en la deserción escolar en Puerta de Hierro, en el barrio Kennedy de Pergamino y en el Centenario de Mar del Plata. “Lucas vive en Caracol, Bahía Blanca, y dejó la escuela cuando empezó la secundaria para trabajar: ‘Si no laburo en casa no comemos todos’. La directora de la escuela 6 de Chascomús cuenta: ‘Cerca de 11 chicas madres no están asistiendo porque no tienen con quién dejar a sus hijos. Y 11, para un grupo de 100, es muchísimo’“, sostiene.

Navarro contó que los jóvenes se acercan a los establecimientos sanitarios “cuando llegan a un límite”, y habló de la necesidad de reforzar el sistema de atención primaria. “Nuestro trabajo de campo nos indica que el modelo prohibicionista fracasó. Desde el Estado se tienen que generar alternativas claras a partir de la nueva ley de Salud Mental, que plantea el desarrollo de modelos flexibles centrados en las personas para reducir riesgos y daños. Esta realidad se comenzó a comprender en algunos dispositivos, tal como se hizo en el Hospital Nacional en Red, pero se tiene que extender a todo el sistema sanitario”.

“El consumo de paco-pasta base es letal pero sólo se encontró en tres de los territorios relevados por el Instituto: Puerta de Hierro en La Matanza, Villa 25 en San Fernando y Los Eucaliptus en Quilmes“, dijo el diputado. Sin embargo, el alcohol apareció con mucha más fuerza: “Está absolutamente naturalizado, no se lo percibe como un consumo problemático. Y es un gran riesgo para los jóvenes, sobre todo cuando lo mezclan con psicofármacos”, dijo.

Otra conclusión destacada del informe es que no se han encontrado bandas de narcotráfico en los barrios relevados. Según el diputado, “lo que hay es microtráfico, que en general está llevado adelante por grupos familiares y, en algunos casos, es liderado por mujeres jefas de hogar. En muchos territorios, quienes lideran esos núcleos de microtráfico son los que intentan reconstruir los lazos sociales en el barrio, reemplazando en ese rol al Estado”.

***

Los más vulnerables son los pibes de 12 años. “Es el momento en el que dejan de ser niños, empiezan a relacionarse con otras dinámicas y se vuelven adultos de golpe”, dijo Navarro. Por eso, se tienen que diseñar dispositivos estatales que se focalicen en este punto. Para el presidente de IJóvenes, si bien la universalización de derechos como la Asignación Universal por Hijo y la apertura de escuelas técnicas representan un avance significativo, la mayor dificultad de las iniciativas públicas es convocar a la franja de adolescentes de entre 15 y 18 años.

Pablo es de Garrote. Tiene 23 años y hace ocho meses se sumó una banda de hip hop del barrio y dejó de consumir poxirrán y cocaína: “La música me cambió la vida”, contó. Andrés tiene 22 años y también es de Garrote. Dejó de consumir después de que se fracturó la mandíbula. Se anotó en el taller del programa Jóvenes por más y mejor trabajo y cuando lo terminó, empezó a militar en una organización partidaria. También da clases de apoyo escolar y participa en jornadas solidarias. “Estar ocupado me ayuda a no consumir”, dijo.

Por último, el diputado dijo que la droga no es un fenómeno único de los sectores populares, sino que atraviesa a toda nuestra sociedad. ”Nuestra idea es continuar este trabajo el año que viene apuntando a los colegios secundarios, las universidades, los centros fabriles y los sectores medios-altos, donde también hay consumos y violencias”, dijo.

El Informe que se  presentó en el recinto de la Cámara de Diputados bonaerense,  estuvo acompañado por su titular, el diputado provincial Jorge Sarghini, los vicepresidentes del Instituto, Walter Martello y Nancy Monzón, el secretario ejecutivo, Alfredo Fernández, el director territorial, Ignacio O´Donnell, y el escritor y periodista Cristian Alarcón, que condujo uno de los equipos de investigación. También estuvieron presentes la interventora del Hospital Nacional en Red, Edith Benedetti, y la referente de Madres Contra el Paco, Isabel Vázquez.

Página del Instituto: h​ttp://www.ijovenes.com.ar

Página del Informe: h​ttp://www.ijovenes.com.ar/informe2015

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada