Inundación en La Plata: la justicia acelera la entrega de cuerpos

thumb_foto_1134Cosecha Roja.-

Sin luz y con el edificio inundado, los fiscales platenses acordaron con el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense un procedimiento especial para identificar y entregar los cuerpos a los familiares de los fallecidos en la inundación. En principio se evita la causa judicial individual. 

Hace dieciocho horas que Felisa y su hermano recorren los pasillos judiciales de un lado a otro. Necesitan la autorización para trasladar el cuerpo de su padre, Bernardo Abel Aguirre, a Catamarca. El martes pasado el hombre de 48 años subió a su bicicleta bordó y pedaleó bajo la lluvia que caía sobre La Plata. Avanzó hasta donde el agua lo dejó. No logró llegar a su trabajo en un restaurante del centro. Lo encontraron muerto en La Loma, uno de los barrios más afectados. Recién el jueves a las tres y media de la tarde sus hijos lograron identificarlo. A la mañana siguiente, muy temprano, llegaron a la Fiscalía N° 5 con un pedido: “lo queremos enterrar en su lugar. Allá lo esperan mi mamá y mi hermana”, dijo Felisa.

Identificar e investigar 51 muertes en menos de 48 horas no es tarea habitual para un fiscal. El miércoles por la mañana, cuando los teléfonos empezaron a sonar sin pausa y los muertos se multiplicaron, el titular de la UFI N° 5, Juan Cruz Condomí Alcorta, y el titular de la UFIJ Nº 12, Alejandro Marchet, se reunieron con el Ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal. Acordaron un procedimiento expeditivo. En general, ante una muerte traumática el fiscal ordena una autopsia para investigar cómo ocurrió e interviene la policía científica. Después del diluvio, el personal de la morgue no daba abasto. Se decidió omitir ese paso para resolver más rápido y mejor. “Por ahora no se forma causa judicial. Se constata el cuerpo, se identifica y se entrega a la familia”, explicó Javier Tomeo, Secretario de la UFIJ Nº 12.

Condomí Alcorta reconoció que todavía  no se está pensando en determinar responsabilidades penales por estos hechos. “Es un momento de ayudar a la gente y trabajar”, dijo, en medio de un escenario que también resultó afectado por el temporal. Recién hoy volvió la luz a las oficinas y todavía se está extrayendo agua del subsuelo del edificio donde funcionan  las fiscalías, en pleno centro platense, donde  también funcionan las Oficinas de Asistencia a la Víctima y de Denuncias. En ambas dependencias confirmaron que recién hoy están atendiendo a algunos de los afectados por la tragedia. Básicamente para derivarlas, porque solo sólo pueden intervenir en caso de estar frente a un delito. A quienes buscan a un familiar (en la jerga judicial: búsqueda de paradero) recomiendan agilizar la tarea a través de la denuncia en una comisaría.

La totalidad de las fuentes judiciales consultadas coinciden: el rol de los fiscales, en este momento, es asesorar a la policía cuando  se encuentran un cadáver, y facilitar los trámites para entregarlo a los familiares. Por otra parte, confirmaron que la jefa de los fiscales bonaerenses, la Procuradora General María del Carmen Falbo, no ha dispuesto hasta ahora medidas especiales para la actuación de sus subordinados.

La mesa de entrada de la UFI N° 5 no cesó de atender familiares desde temprano. Esta mañana un hombre pedía autorización para cremar a su madre. “No hay nichos, no hay tierra (…) queremos evitar todo esto que es un comercio”, reclamaba la mujer a su lado. La empleada de la fiscalía les explicaba: no pueden autorizarlo, no se llegaron a hacer las autopsias. “En una semana se va a resolver todo esto, pero por ahora no se puede”, dijo tratando de calmarlos.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada