Investigan muerte de prestamista argentino que apareció ahogado en Uruguay

Correo de Punta del Este.-

La Prefectura Nacional Naval investiga la muerte de un ciudadano argentino residente en Punta del Este cuyo cuerpo apareció flotando en la rompiente del mar a la altura de la parada 1 de Playa Mansa. Se trata de Eduardo Javier Vélez de 46 años, casado y padre de dos hijos.

El cadáver fue ubicado poco antes de las 08:00 de la víspera por varias personas que habitualmente caminan o corren a primera hora de la mañana por la pasarela de madera que corre desde la parada 1 a la parada 3 de la rambla “Claudio Williman”. Poco después, el cuerpo fue retirado del mar por marinos de la Prefectura de Puerto. Allegados al fallecido aseguraron que al momento de su desaparición el hombre portaba consigo un cheque por la suma de 150 mil dólares, que no pudo ser hallado pese a los pasos dados por los investigadores de la Prefectura.

El prefecto de puerto, capitán de fragata Juan Diez y efectivos de Investigaciones de la Prefectura del puerto de Maldonado se constituyeron en el lugar al tiempo que un vehículo de la unidad trajo a la jueza penal de turno, Marcela Vargas, y al fiscal Luis Pacheco. En tanto, en un primer reconocimiento efectuado en el lugar, el médico forense Gustavo Ventura apuntó a una asfixia por sumersión y estimó que la muerte había ocurrido pocas horas antes. A esa hora de la mañana el cuerpo no presentaba rigidez cadavérica. La autopsia fue realizada por el propio Ventura poco antes del mediodía de la víspera. El resultado final de la autopsia culminará luego de que el Instituto Técnico Forense realice los correspondientes exámenes de sangre y analice las órganos del fallecido.

Prestamista

El hombre vestía una camisa blanca, un vaquero azul, championes blancos y una campera roja. Esto implica, a juicio de los investigadores, que estuvo muy poco tiempo flotando en el mar.

El fallecido actuaba como prestamista en las salas de juego de la zona. Su lugar habitual de trabajo era la sala del hotel Mantra, donde prestaba dinero a los apostadores, tanto locales como extranjeros. Como todas las noches, Vélez estuvo en el hotel Mantra hasta las 03.00 del martes, según consignaron amigos suyos a Correo de Punta del Este. Los investigadores pretenden reconstruir lo que ocurrió entre esa hora y el momento en que su cuerpo fue encontrado en la playa Mansa. Su esposa, preocupada por la tardanza, alrededor de las 05:00 llamó a un amigo de su esposo propietario de una empresa de alquiler de automóviles sin chofer. La mujer observó que su esposo no había empleado una camioneta Mitsubishi que usaba habitualmente, por lo que dedujo que habría alquilado otro vehículo.

El hombre había devuelto un auto en la tarde del lunes. En ese momento dijo al propietario de la empresa: “tengo laburo para toda la noche”. Luego partió hacia La Barra para atender a sus clientes apostadores.

El fallecido residía en una casa del barrio La Pastora, no lejos de donde apareció su cuerpo. Desde comienzos de la década pasada se desempeñaba como representante de un conocido prestamista argentino. Además, era conocido por traer jugadores a los casinos de Punta del Este. Los investigadores mantuvieron un contacto con el prestamista argentino para conocer otros detalles de la actividad del fallecido. A la espera de la confirmación de los resultados de las pruebas buscando la presencia de elementos extraños en su cuerpo, los investigadores quieren conocer si el fallecido habría tenido algún tipo de problemas con un deudor. También si en las últimas horas de la víspera retiró alguna fuerte suma de dinero para proveer a sus clientes.

Misterio

En todo caso, Vélez llevaba consigo el citado cheque que no fue hallado ni entre sus ropas, ni en la camioneta de su propiedad. La autopsia practicada por el forense Gustavo Ventura determinó que murió ahogado poco antes de ser encontrado en la playa Mansa. En el examen forense tampoco fueron encontrados signos de violencia de ningún tipo. De todas formas, se aguardará por los resultados de los exámenes de laboratorios encomendados al Instituto Técnico Forense para descartar la presencia de algún elemento extraño. El resultado puede demorar varias semanas.

La Policía de Maldonado colabora con la investigación a través de dos reparticiones: la Seccional Décima y la Policía Técnica. El comisario Julio Pioli, titular de la comisaría del balneario, se hizo presente en el domicilio del fallecido. Un equipo de la Policía Técnica tomó muestras en el interior de la camioneta de Vélez para tratar de encontrar algún indicio de violencia. Un marinero armado custodia el frente de la finca ubicada sobre el bulevar Artigas.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada