Investigan posible pacto suicida en Recoleta

recoleta 2Cosecha Roja-. Estaban en el piso cinco, departamento 27 de un edificio en uno de los barrios más caros de la ciudad de Buenos Aires: Recoleta. Eran tres cuerpos en descomposición. Una mujer de 69, el marido de 76, y la hija de 37. Los tres perfectamente acomodados en las camas, boca arriba.

La sospecha de los investigadores: el hombre asesinó a su familia y después se mató, en el marco de un “pacto suicida”.

Ayer al mediodía en el edificio de avenida Córdoba 1843 se sentía un olor nauseabundo. Así lo denunciaron los vecinos. Y por eso efectivos de la seccional 17 se acercaron a averiguar el origen del olor.  Junto con los bomberos, entraron al departamento y los encontraron: sobre la cama matrimonial las dos mujeres, y en una pequeña cama en la sala de estar, el hombre. Los tres semidesnudos, en la misma posición.

Llevaban al menos tres días en ese estado. En el departamento no había signos de lucha, ni desorden ni evidencia de irrupción de terceros, aunque sí había un estado de abandono y suciedad acumulada durante años en el lugar. Por eso, desde el principio, los investigadores pensaron en la hipótesis de un “pacto suicida”.

Todo se volvió más evidente cuando encontraron una jarra con líquido, que inicialmente hizo pensar que la familia podría haberse envenenado. Pero al seguir revisando el departamento, vieron que abajo del cuerpo del hombre había un revólver calibre 38 y unas toallas manchadas con sangre.

Los investigadores creen que el hombre, de nacionalidad chilena, pudo haber matado a su mujer, peruana, y a su hija, y luego haberse suicidado en el marco de un acuerdo previo, por los problemas económicos que la familia atravesaba.

Los peritos de la Policía Federal se llevaron distintos elementos para hacer los estudios de rigor y determinar las circunstancias precisas de las muertes, entre ellos la jarra con líquido y el arma.

Por el estado de avanzada descomposición de los cuerpos, todavía no se realizaron las autopsias para establecer las causas de las muertes, si fueron por envenenamiento o por disparos de arma de fuego y si se trató de un pacto o fue sólo el hombre quien concretó el hecho.

 

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada