Segunda audiencia en el juicio por el crimen de Jonatan Herrera

 

Del lado de afuera, la familia de Jonatan Herrera cantó canciones para alentar a la justicia. Del lado de adentro, después de un cuarto intermedio de cinco días, el Tribunal Oral del juicio por el asesinato del joven de 23 años, se desarrolló la audiencia que tuvo dos novedades. La primera es que el tribunal formado por los jueces Juan Carlos Curto, Juan José Alarcón y Rodolfo Zvala no unificó las querellas. Seguirá habiendo dos: la de la madre y los hermanos por un lado y la de la viuda y madre del hijito de Jonatan por el otro. La segunda novedad fue que el tribunal no dio lugar a la defensa a la presentación de pruebas presentadas fuera de término. “Era lo que, un poco. esperábamos. Hace mucho tiempo que estamos peleando para que la querella no se unifique. Nosotros no pensamos igual que la otra parte entonces nos parece justo que queden separadas”, dijo a Cosecha Roja María Elena, la madre de Jonatan Herrera.

“Una de las diferencias con la otra querella es, por ejemplo, este señor Alejandro Gálvez. Él está con un juicio abreviado y debería estar con tentativa de homicidio porque él también disparó. Él le disparó a una persona y esa persona era Jonatan. Si le pegó o no le pegó es igual. Hubo un intento de asesinato” contó María Elena.

Tal como consta en la causa, los efectivos perseguían a un presunto ladrón que en plena huida había perdido el control de su moto en Alem y Seguí y continuó la fuga a pie. En el medio se cruzaron con Herrera, contra quien abrieron fuego. El joven recibió un balazo en el pie disparado por el policía de la PAT Francisco Rodríguez y, cuando trataba de protegerse detrás de un árbol, fue alcanzado por un segundo balazo disparado por su compañero, Ramiro Rosales, que le ingresó en el muslo izquierdo, le atravesó la arteria hipogástrica y se alojó en la cadera. Un tercer tiro, disparado por la policía del comando Radioeléctrico Gladys Galindo le rozó el cráneo y le provocó una lesión encefalocraneal. Los dos últimos tiros fueron mortales. Los otros dos acusados son los PAT Luis Sosa y Alejandro Gálvez.

El juicio oral y público contra cuatro efectivos de la Policía de Acción Táctica (PAT) y una agente del Comando Radioeléctrico acusados de asesinar a Herrera se inició formalmente el 1 de marzo.

Hoy declararon los ex policías Rosales y Galindo y mañana declara Nahuel Herrera, hermano de Jonatan.

“Antes del juicio tuvimos 50 audiencias. La hemos peleado con fuerza y con garra, acompañados por la multisectorial y organismos de Derechos Humanos. Peleamos, gritamos, reclamamos. Y por eso hoy este resultado, a favor de nosotros”, dijo María Elena.

Los fiscales Adrián Spelta y Miguel Moreno, de la unidad de Homicidios Dolosos, acusaron a Ramiro Rosales, Francisco Javier Rodríguez, Luis Sosa y Jonatan Gálvez de la PAT de Rosario y a Gladys Galindo, oficial del Comando. Rosales, de 26 años, y Galindo, de 37 años, estpan imputados por “homicidio calificado por abuso de función o cargo de empleado policial”, con solicitud de pena de prisión perpetua. Sosa y Rodríguez, por tentativa de homicidio calificado por abuso de función o cargo de empleado policial y la pena solicitada por la Fiscalía es de 12 años de prisión efectiva. A Gálvez, de 22 años, se los imputa de abuso de armas agravado por el abuso de de función o cargo de empleado de la Policía. La pena solicitada por la Fiscalía es de tres años de prisión efectiva.

 

Foto: Diego Stortini

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada