La acusaron de matar al ex, se suicidó y la justicia descubrió que era inocente

barilochecrimenrionegroCosecha Roja.-

A Emelinda Quijón la imputaron por el crimen de su ex marido, Cipriano Alsina. Antes de que el juez la llamara para declarar, la mujer de 61 años se suicidó y dejó una carta en la que contó que no soportaba que su familia sospechara de ella. Meses después, la Justicia de Río Negro determinó que tenía razón: era inocente.

***

Emelinda encontró el cuerpo de su ex marido Cipriano en el dormitorio del departamento que compartían, el 13 de diciembre del año pasado. También comprobó que faltaban 2 mil pesos que el hombre acababa de cobrar y un celular. Le pidió ayuda a los vecinos y llamaron a la policía. Aunque se habían separado hacía 12 años, seguían conviviendo en el departamento 59 del edificio 3 del barrio Ada María Elflein, en Bariloche. La autopsia confirmó que el hombre murió como consecuencia de varios golpes en la cabeza con un cenicero de piedra.

La mujer declaró que le había dejado comida en el horno y que se había ido al casino pero el fiscal Eduardo Fernández notó contradicciones en el relato y la imputó. La puerta del departamento no estaba forzada y la casa no estaba desordenada.

El sábado 27 de diciembre, los hijos de Emelinda la llamaron por teléfono y no atendió. Más tarde, un vecino se acercó al departamento, escuchó que sonaba el celular y avisó a la policía. Cerca de las dos de la tarde, los agentes de la Comisaría 28ª entraron al departamento y la encontraron muerta. Se había suicidado de un disparo en el paladar.

En la carta que dejó Emelinda explicaba el motivo de la decisión: no podía soportar que sospecharan de ella. También negaba estar vinculada al asesinato y aseguraba que la Justicia lo comprobaría.

Así fue: en abril, las pruebas le dieron la razón. Las cámaras de seguridad del casino demostraron que había estado allí y se comprobó la versión sobre la comida. Después de tomar quince declaraciones y hacer estudios de ADN, la sobreseyeron. El juez de Instrucción Ricardo Calcagno aclaró que el proceso penal que involucró a la mujer “no afecta el buen nombre y honor de que hubiere gozado”. Por ahora, la causa está detenida, hasta que aparezcan nuevas pruebas.

Fuente: Diario Río Negro.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada