La Beca que te empodera

La Beca Cosecha Roja llegó a su séptima edición, ya capacitó a más de 100 periodistas de América Latina y queremos que sepas que hacerla puede cambiarte la vida. Acá te lo cuentan quienes ya pasaron por la experiencia.

La Beca que te empodera

Por Cosecha Roja
30/01/2020

Empoderarse para hacer periodismo es una pulsión de vida: hacer lo que nos gusta, hacerlo ahora y de la mejor manera que se pueda. La Beca Cosecha Roja llegó a su séptima edición, ya capacitó a más de 100 periodistas de América Latina y queremos que sepas que hacerla puede cambiarte la vida. ¿Por qué? Te lo van a contar nuestrxs ex becarixs.

Natalia Arenas cursó la beca en 2016, cuando trabajaba en el sitio web de Diario Popular. Con el estallido del Ni Una Menos en Argentina, en 2015, había empezado a cubrir notas de violencia de género para el diario, pero sentía que le faltaban herramientas no sólo teóricas sino también prácticas. “La Beca me abrió la cabeza y me cambió totalmente la manera de mirar: tanto desde el periodismo narrativo como desde la perspectiva en género y derechos humanos. La experiencia de conocer la dinámica de colegas de otros países de Latinoamérica también fue maravillosa y enriquecedora: es importante saber que en el resto del continente también hay interés por temas como violencias, feminismo y LGBT”.

Al terminar la Beca siguió colaborando con notas y columnas. Dos años después, en 2018, fue convocada para ser la editora general de Cosecha Roja. “Ahora me toca hablar desde este lado y no puedo más que recomendar una formación que me cambió la vida como periodista y también como persona”, dice Natalia.

Cuando Danila Saiegh hizo la Beca, en 2017, ya trabajaba en Futurock, haciendo una columna sobre historias de vida de mujeres. “Hay un montón de intereses que hacen a mi personalidad como periodista y que me parecían creepy, pero que después de la Beca entendí que podían ser interesantes. Me destrabé y pude pensar muchas más cosas y no reprimir los contenidos que se me ocurrían”.

Para Danila Cosecha Roja se convirtió en un espacio de referencia: “Encontré un hogar periodístico y siento que puedo contar con Cosecha, lo siento propio”.


Te puede interesar:
La Beca para salir del closet


Perla Toro pasó por la Beca en 2017. En ese momento, las herramientas de análisis de reportería le fueron útiles para transmitir a los periodistas que coordinaba como directora de la Escuela de Periodismo Multimedia de El Tiempo, en Colombia. “En la actualidad, como profesora universitaria y como periodista independiente, las aplico en mis clases y trabajo”. En relación a la teoría, dice que la Beca la empoderó esencialmente en temas de género y de cubrimiento de violencias juveniles: “un tema clave en una ciudad como en la que vivo: Medellín”.

Juliana Quintana participó de la sexta edición de la Beca, a fines de 2019. Trabaja en El surtidor, de Paraguay, y dice que la Beca es “como un golpe seco de autoconocimiento”. ¿Cómo es eso? “Porque las transformaciones que vivimos no se quedan solo en los textos. Muchxs nos dedicamos al periodismo para no perder sensibilidades, y en ese camino, la propuesta de Cosecha es una gran oportunidad para construir una nueva relación de arte y cultura con el periodismo. Creo que la beca me empoderó al volver a despertar en mí esa sed por el conocimiento”.

Juliana hizo una investigación sobre violencia obstétrica en Paraguay durante la Beca: “Aprendí que la narración de crueldades, si se hace bien, puede también ser poética y tener estructuras dramáticas. La Beca ofrece una formación integral que, además de socializar las técnicas de narración, nos permite replantearnos nuestra relación con el periodismo”.

Toda la info de la Beca acá: cosecharoja.org/beca

Beca_Banner

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja