Macri y los peligros de convertir la calle en una carnicería

carnicero

Daniel “Billy” Oyarzún atropelló el martes a un joven que le robó plata en su carnicería. Lo persiguió con el auto y lo estampó contra un semáforo. Cuando Brian González estaba atrapado, un grupo de vecinos los atacó a insultos y patadas hasta que llegó la policía. El joven murió y hoy la justicia decidió que continúe detenido y lo acusó de homicidio simple. “El caso se suma al del médico: expresan la frustración de la vecinocracia. Detrás de un justiciero están los procesos de estigmatización social incentivados por las declaraciones de los funcionarios, un guiño de ojo a ese tipo de imaginario social”, dijo a Cosecha Roja el especialista en políticas de seguridad Esteban Rodríguez Alzueta.

La policía aprehendió al carnicero en el momento del hecho y esta mañana la jueza de Garantías de Zárate-Campana, Graciela Cione, cambió la carátula de la causa de detención a homicidio simple contra Brian González. Unos minutos antes, el Presidente Mauricio Macri dijo en una entrevista radial: “Más allá de toda la reflexión que tenga que hacer la Justicia en la investigación, si no hay riesgo de fuga, porque es un ciudadano sano, querido, reconocido por la comunidad, él debería estar con su familia tranquilo, tratando de reflexionar todo lo que pasó mientras la Justicia decide por qué sucedió esta muerte que tuvimos”.

“Lo del carnicero tomó estado público. Nombrarlo como un caso de justicia por mano propia es solo un mote que suele ponerle el periodismo televisivo. En realidad da cuenta de conflictos intrapersonales”, dijo Alzueta, que acaba de publicar “Hacer Bardo”, un libro sobre la estigmatización que el “pibe chorro”.

Los apodos del periodismo y la vecinocracia se retroalimentan. “El tratamiento que ensaya la prensa o el periodismo televisivo en general es un desigual, clasista. Cuando se subraya la profesión lo que se está diciendo es que es un buen padre familia, tiene un trabajo. En cambio, el joven aparece directamente como un delincuente, invisibilizado”. Y agregó: “El periodismo televisivo hace un tratamiento truculento, activa pasiones punitivas. De repente aparecen olas como la de inseguridad, que son la expresión de interpelación mediática. No digo que el carnicero mató porque los medios se lo dijeron sino que aportan a ese sentido común: tal vez los medios son el prisma por el cual miran el mundo el carnicero o el médico”.

***

El martes a las 12:45 dos ladrones entraron a la carnicería de Daniel “Billy” Oyarzún, en la localidad bonaerense de Zárate. Mientras intentaban robarle, él comenzó a golpear su cuchillo contra la sierra sin fin en señal temeraria. Ellos se asustaron, tomaron rápidamente el dinero de la caja y escaparon en una moto tipo Zanella. El carnicero salió en su búsqueda. Se subió al Peugeot 306 y aceleró. Los jóvenes dispararon, pero a “Billy” no le importó: a los 400 metros los atropelló. Uno de ellos, Brian González, quedó atrapado entre el vehículo y el semáforo, el otro escapó. Un grupo de vecinos que vieron la escena se acercaron, lo insultaron y le pegaron hasta que llegó la policía. A González lo trasladaron al hospital Virgen del Carmen donde horas más tarde murió, el carnicero quedó detenido.

El defensor oficial de Oyarzún podrá pedir una “excarcelación extraordinaria” para evaluar si hay riesgo de fuga o de entorpecer la investigación judicial. Esas serían las únicas razones por las que el hombre podría quedar en preventiva. Hoy, declaró que no tuvo “intención de matar” y que quiso frenar y “no pudo”. “Los quería hacer caer de la moto”.

Ayer por la tarde, los vecinos de Zárate, amigos y familiares del carnicero entraron a la Intendencia y tomaron el salón principal con carteles que reclamaban seguridad y que pedían la liberación de Oyarzún. El intendente Osvaldo Cáffaro le reclamó a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich por el retiro de 150 de los 340 efectivos de la Prefectura que cuidaban la zona. Para Alzueta, la “vecinocracia” es el estado de vecinos en alert que se han ido entrelazando alrededor del miedo. “Es el vínculo social imaginario que tiene al miedo como vehículo. Son esos nuevos lazos sociales donde está la amplificación del miedo”, dijo.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada