La Manada de Olavarría: violaron a dos adolescentes en una agencia de turismo

El fin de semana tres amigas fueron a bailar a un boliche de Olavarría. Las chicas contaron que dos jóvenes les pusieron drogas en la bebida y las llevaron a una agencia de turismo estudiantil en la que uno de ellos trabaja como coordinador de viajes de egresados y las violaron.

juaan_garay-profugo

Juan Garay, uno de los imputados, está prófugo.

Una de las chicas, de 17 años, presentó la denuncia al día siguiente en la Comisaría de la Mujer. “Lo primero que pedimos es el tratamiento especial de la víctima”, explicó a Cosecha Roja el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino. En el hospital le hicieron un hisopado, le tomaron muestras de la ropa. También le extrajeron sangre para confirmar si les colocaron alguna sustancia en la bebida.

El fiscal José Iturralde, de la Ayudantía Fiscal de Delitos Sexuales que funciona bajo la órbita de la Unidad Fiscal de Instrucción 19 de Olavarría ordenó tres allanamientos y la captura de Néstor Pola, entrenador de Básquet en el Club Ferro de Olavarría, y Juan “Pato” Garay, coordinador de viajes de la agencia London Travel Agency.

Durante el feriado por el Día del Trabajador la policía hizo tres allanamientos. Pola fue detenido en su casa, en el centro de la ciudad. También allanaron la agencia de viajes donde habrían sido abusadas las chicas y una casa en el barrio San Vicente. Garay sigue prófugo. Los dos acusados están imputados por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal” en el caso de la adolescente de 17 años y “abuso sexual gravemente ultrajante” de la amiga de 15.

Los investigadores también tienen en la mira a un tercer sospechoso, que trabaja como relaciones públicas del boliche Brooklin Olavarría donde las chicas denunciaron que les pusieron alguna droga en la bebida. “Chicos me veo OBLIGADO a aclarar los msj que me llegan. No pueden ensuciar mi Nombre y apellido así porque si o relacionándolo con fiestas que organizamos. NI SIQUIERA estuve en el momento de los hechos. Sin mas que decir espero sepan entenderme”, publicó el joven en su cuenta de Twitter.

“Hay información a través de redes sociales de que en otros lugares han ocurrido casos similares en que les ponen a las adolescentes tragos en la barra con sustancias distintas al alcohol”, explicó Sobrino. “El efecto inicial es una gran euforia. Después pierden control sobre la psiquis y el cuerpo, sin llegar a perder la memoria”, agregó. El jefe de los fiscales adelantó que se reunirá con el Consejo de Seguridad de Olavarría e informará a los intendentes de otras localidades que integran el departamento judicial de Azul para que realicen mayores controles en los boliches.

Al conocerse la denuncia penal contra Pola y Garay, los grupos de Facebook de Olavarría estallaron. Los usuarios compartieron las fotos de los acusados y algunas adolescentes denunciaron situaciones de abuso anteriores. “Tenía 13 años, era virgen, me invitó a su casa porque hablamos por chat”, contó una. “Me encerró en la pieza (…), me sacó la ropa (…). Se me sube encima (seguía diciéndome dale no tengas miedo) yo le decía que era virgen y NO QUERÍA, intentó penetrarme a la fuerza y no pudo”, explicó.

Otra chica denunció dos abusos por parte de Pola. Contó que un día que estaban en la casa de la madre de él, el joven la manoseó y quiso obligarla a tener sexo. Ella alcanzó a llamar a su abuelo, que la fue a buscar. Otro día a la salida del boliche la invitó a su departamento, donde estaban sus amigos. Ella dijo que no, que le daba miedo, y llamó a una amiga para que la pasara a buscar. “Esperamos sentados en la escalera, me pide que le haga un pete, a lo q yo le digo que no y sentado al lado mio se empieza a hacer una paja hasta q acabó”, escribió la chica.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados