La Plata: La mirada de los varones sobre #NiUnaMenos

#NiUnaMenosLaPlata CosechaRoja-2

Anita Aliberti – Cosecha Roja.-

Con un brazo sostenía al bebé, con el otro guiaba el cochecito. Llevaba un bolso cambiador rosa pastel al hombro, que contrastaba con su barba a lo Martín Fierro. Jorge estaba apurado por volver a la casa porque había refrescado y no tenía abrigo para su hijo. Se abría paso con dificultad entre militantes, familias, mujeres, varones y niños, las más de 20 mil personas que se acercaron a la Plaza Moreno de La Plata para decir basta de femicidios. #NiUnaMenos.

***

“Es la primera marcha que vive Ema”, dijo a Cosecha Roja Paula mientras se acariciaba la panza de ocho meses. Ella y Franco, su pareja, se enteraron de la convocatoria por las redes y no lo dudaron. “Independientemente de cómo quiera apropiar su género, debemos pensar en qué lugar va a crecer nuestra hija”, dijo Paula. El término ‘femicidio’ es político, se usa para denunciar la naturalización de la violencia sexista. “Está bueno la participación de los varones en esto, no es un problema de las mujeres”, dijo.

Varias agrupaciones políticas participaron de la marcha de ayer. Entre las pancantas y banderas de las organizaciones se veían los carteles hechos a mano, en una hoja de cuaderno. La convocatoria comenzó en marzo como una maratón de lectura organizada por familiares de víctimas de violencia de género, escritores y periodistas en repudio al femicidio de Daiana García. Cuando la policía encontró el cadáver de Chiara en posición fetal y enterrado en el patio de la casa de su novio de 16, la consigna renació y se organizó la movilización. La convocatoria superó todas las expectativas.

***

#NiUnaMenosLaPlata CosechaRoja-1

-¿Cómo fue que te explicamos que veníamos a la marcha, hijo?

-Si -dice Simón, de 5- igual ya lo sabía.

Lucas, el papá de Simón, está seguro de que a los niños se les puede hablar de todo. “Justamente se trata de criar una generación a la que la igualdad de oportunidades entre géneros les resulte natural”, dijo a Cosecha Roja. Aunque el jardín de Simón “es muy progre”, los nenes tienen delantal celeste y las nenas rosa. “Hay un límite de la crianza y está en las instituciones. Yo le digo que la policía mata y en la escuela le dicen que la policía está para cuidarnos. La salida no es individual, es sí o sí colectiva”, dijo.

En 2014 mataron a 277 mujeres y niñas. También hubo 29 femicidios vinculados de hombres y niños. En los últimos 7 años -entre 2008 y 2014- la violencia machista mató a 2.196 personas.

El femicidio es una de las formas más extremas de la violencia contra las mujeres. “A las adolescentes las boludean mucho, las muestran como si fueran posesiones, las convencen de que les tiene que gustar que el macho las dirija. ‘Mira qué lindo, cómo me protege’”, dijo Carlos, que tiene 50 años, una hija de 13 y muchas preocupaciones. “Es un tema del que hay que hablar. No podemos prohibir a los hombres, no podemos desaparecer el género porque no está ahí el problema”, opinó.

#NiUnaMenosLaPlata CosechaRoja-3

A Juan le sorprende cómo las mujeres se bancan el acoso callejero. “Siguen caminando y a los 5 minutos el tema desaparece. Parece una pavada, pero la palabra tiene todo el peso de la historia. Yo todo el tiempo la peleo y me peleo con esto”, dijo a Cosecha Roja. Y agregó: “A partir de ahora hay que estar atentos a lo cotidiano: es un proceso que nos mueve de lo individual a colectivo y viceversa”.

Juan fue a la marcha con dos amigos. No esperaban encontrar tanta gente. “No creo que todos pensemos igual en todo, pero por lo menos hay muchas personas acá que están preocupadas por lo mismo”, dijo.

FOTOS: Fabián Aguilar Restrepo

[Nota publicada el 04/6/2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada