Las instalaciones eléctricas en las cárceles hondureñas

Por redacción – Proceso Digital
Tegucigalpa – Con el propósito fundamental de evitar más tragedias en los centros penales del país, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, recomendó diagnosticar técnicamente el estado de las instalaciones eléctricas y de los servicios de agua.

Mencionó que cada caso tiene que ser estudiado en forma particular por instituciones como la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y el Colegio de Ingenieros de Honduras, que deberían enviar gente que técnicamente tenga la capacidad de diagnosticar el Estado de las instalaciones eléctricas pero también el estado de los servicios de agua potable y de aguas servidas.

Con relación al hacinamiento en los centros penales, recordó que en días recientes personal del Conadeh realizó una inspección en el Penal de Choluteca donde se encontró que su capacidad física es de 500 y la cantidad de presos es de 572.

Agregó que hay condiciones de hacinamiento en los reos comunes, pero no así en los jóvenes que están allí por ser miembros de pandillas que tienen espacio de sobra.

Custodio considera que este es un buen momento para que se le permita al Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin) impulsar esa política criminal del Estado que exige que haya un instituto penitenciario.

Declaró que una de las acciones inmediatas será cabildear a nivel del Congreso Nacional para que la ley salga lo más pronto posible.

El ombudsman hondureño considera que en el país “no debe haber ni mora judicial ni mora legislativa ni debe haber mora financiera”.

Debemos darnos cuenta opinó, que los países que dan cooperación internacional muchas veces se rehúsan a darle a otro Estado dinero o fondos para asuntos carcelarios o penitenciarios.

No obstante, incitó a los hondureños a manejar las cosas con transparencia, con manos puras y trabajar en la solución de los problemas nacionales

“No esperemos que del extranjero vengan siempre a resolvernos el problema”, señaló.

En este país no somos pobres lo que pasa, dijo Custodio, es que la corrupción está en todo y no en todos, en los que ejercen el poder y los que tienen poder político, los que tienen poder financiero, los que tiene poder fáctico y en muchos de esos grupos que tienen poder y que andan complicando la agenda hondureña.

Foto: Proceso Digital.

1 comentario
  1. Las instalaciones eléctricas debería ser revisadas con cierta frecuencia y ver si cumplen unos mínimos requisitos de eficiencia energética.

Responder

Su dirección de email no será publicada