Las ranchadas bajo la Autopista 25 de Mayo crecieron con la pandemia

Entre abril y agosto la Asociación Miguel Bru junto a Ciudad Sin Techo relevaron los 9.5 kilómetros de autopista que cruza la ciudad a lo ancho. Pese al decreto presidencial que impide los desalojos muchas familias fueron expulsadas de pensiones y quedaron en la calle. Los resultados del informe fueron presentados en la Defensoría del Pueblo.

Las ranchadas bajo la Autopista 25 de Mayo crecieron con la pandemia

Por Cosecha Roja
21/10/2020

Bajo la Autopista 25 de Mayo hay familias enteras que usan al pavimento como techo. Lo llaman “la ranchada” y son 9.5 kilómetros que cruzan la Ciudad de Buenos Aires, desde Puerto Madero hasta Parque Avellaneda. El número de cuántas personas viven en esos refugios caseros es difícil de calcular, ya que muchas duermen y siguen su camino, aunque desde que empezó la pandemia cada día hay más. Así lo denuncia un relevamiento de la Asociación Miguel Bru y Ciudad Sin Techo, que esta semana fue presentado ante la Defensoría del Pueblo en reclamo de una solución habitacional de emergencia.

Muchas de estas personas son “nuevxs pobres”. Vivían en pensiones y fueron desalojadxs durante la pandemia, más allá del decreto que lo prohíbe. Agua, alcohol y lavandina, artículos esenciales para evitar la propagación del  covid-19, son un lujo en las ranchadas. “Una parte del circuito donde se conseguía comida, un lugar para bañarse o hacer las necesidades se cerró”, dice a Cosecha Roja Claudia Enrich, presidenta de Ciudad Sin Techo. “Esto es un abandono de personas, porque la ley 3706 de Protección y garantía integral de las personas en situación de calle está reglamentada, pero el Gobierno de la Ciudad no la cumple”.

ranchada 3

Ranchar es una forma de supervivencia: “las familias de la calle” se turnan para hacer guardias, para cuidarse de los robos y cocinar. Muchas de las ranchadas bajo la autopista viven con perros para evitar, por ejemplo, a las personas que intentan hacerles maldades. En julio una mujer murió calcinada mientras ranchaba bajo la autopista a la altura de Constitución. Aunque el estigma de vivir en la calle es muy grande, son más los peligros que sufren que el peligro que representan. 

Ariel tiene 43 años y hace 7 que vive en la calle. En la ranchada de lonas que tiene con Ariel, Damián y Alán están equipados incluso con un televisor, que cuidan de a turnos mientras algunos salen a cartonear con poca suerte en los últimos meses: muchos de los depósitos donde vendían están cerrados. “Nos cuidamos entre nosotros y tratamos de mantener lo más limpio que se puede. Necesitamos lavandina”, dice Ariel.

ranchada 4

Muchas de las políticas desde la llegada del covid-19 públicas estuvieron orientadas a la virtualidad de trámites para evitar que las personas se junten. Según el censo de agosto solo el 4 por ciento de las 104 personas registradas bajo la autopista tenían celular. Otro de los datos que alarman es que solo el 5 por ciento indicó tomar medidas de prevención mínimas contra la pandemia, como el barbijo o el uso de lavandina.

“En la mayoría de los lugares a donde los llevan hay hacinamiento. En el “Parador Bepo Ghezzy” de Parque Patricios, donde hay 74 camas y 120 personas viviendo. Apenas llegan se vuelven a ir a las calles porque se sienten más seguros”, dice Enrich y alerta que las políticas públicas no abordan el problema habitacional con responsabilidad: “El parador de Retiro fue cerrado y clausurado por los casos de coronavirus, vaya a saber a dónde fueron a parar las personas que dormían ahí”. 

ranchada 5

Otro de los puntos de conflicto es que al cerrar los espacios públicos con rejas los lugares para dormir cada vez son menos. Según Lucas Mac Guire, Lucas Mac Guire, referente de la Casa de Cultura y Oficios Miguel Bru, muchas de las personas que participaron del censo no tenían ganas de hablar, porque desconfían de quienes se les acercan: “En las recorridas llevamos comida y respetamos que en muchos casos no quisieran decir sus nombres, porque con la pandemia la bajada de línea de la policía era barrerlos de las calles y muchas veces los maltrataban o se los llevaban detenidos”. 

Los resultados del relevamiento junto con las fotos y videos que registran el desamparo fueron presentados esta semana en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires “a fin de que atienda la situación de extrema vulnerabilidad y garantice de inmediato el derecho a la salud, alimentación y vivienda de todas las personas que están en situación de calle”.
WhatsApp Image 2020-10-20 at 13.33.21

Juan Manuel, que rancha con su familia en San José y Alsina, tiene un mensaje para el jefe de Gobierno: “Señor Larreta le pido por favor que si usted dispone de los fondos para atender a las personas que se encuentran en situación de calle, que haga efectivo el traslado de fondos para que no se produzca el abandono de persona. Si se produce un daño, perjuicio o lesión que ponga en riesgo mi vida, el responsable va a ser usted”.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja