Libertad para Higui

higui 9

Frente al Congreso se arma una fiesta. Reclaman libertad para Higui, la exigen con una radio abierta, con bandas feministas en vivo y un partido de fútbol. Con sándwiches veganos, esténciles y esculturas de alambre. Las chicas y chicos cantan, los redoblantes suenan y las banderas ondean al viento. Mientras todo eso ocurre Susana, la mamá de Higui, de pie sobre Rivadavia, con remera, pantalón y flequillo negro, con aritos de perla pequeños, sostiene en sus manos un cartel que pide por la libertad de la tercera de sus ocho hijos. Por la tía de sus 24 nietos. Y mientras los fotógrafos la enfocan, Susana llora.

higui 2

 

“A Higui la voy a ver cada 15 días. Me toca este viernes, pasado mañana”, dijo a Cosecha Roja. “Ella está un poco nerviosa. Aunque la tratan bien, está nerviosa. Igual la veo mejor que hace un tiempo. Las chicas que están con ella son muy compañeras. Se cuidan entre todas”.

higui 3

Hace siete meses, desde el 16 de octubre de 2016, Eva Analía de Jesús está detenida por haberse defendido de un ataque sexual por parte de un grupo de diez varones violentos. Una patota la quiso violar por ser lesbiana. Ella se defendió con un cuchillo y mató a uno de los agresores. Llegó a la comisaría desfigurada y con signos de abuso pero nadie la escuchó. Hoy espera el juicio en el destacamento de San Martín.

higui 1

“La abogada está, ¿vió? Pero hay que esperar un poquito para que mi hija salga”, contó Susana. “Higui tiene papá pero no se llevan bien. El padre está enterado de todo pero no fue a verla nunca”. Susana y sus hijas Azucena y Elisa son quienes más la visitan. Los demás trabajan y tienen hijos chiquitos. No toda la familia tolera la revisación a la que hay que someterse antes de entrar.

higui 5

 

De chiquita a Higui le gustaba jugar al fútbol. “Iba a jugar con los hombres grandes. La llamaban porque era buena. También es una buena hija, compañera. Muy cariñosa y buena tía. Ella es muy familiera”, recordó su mamá.

Los varones que atacaron a Higui no están siendo investigados. No están imputados ni fueron detenidos. A ella, en cambio, se le imputa “homicidio simple”.

higui 6

“Todos nosotros vivíamos muy cerquita. Todos mis hijos en la misma cuadra. A ella todo el tiempo la molestaban, la insultaban, le tiraban piedras. Hasta le robaron la bicicleta. Pero ella nunca quiso hacer la denuncia porque tenía miedo que sus atacantes se vengaran con nosotros, con la familia”, contó Susana. “Ninguno de los que la atacó tienen plata o poder. Ellos están libres todos. Caminan por el barrio. Las hijas de Azucena los ven. Yo no por suerte porque ya no vivo ahí”.

Esta mañana, unas 200 pibas de distintas organizaciones de San Martín se juntaron celebrar el día contra la Homolesbotransbiodio y para pedir por la inmediata liberación y absolución de Higui. Hubo una olla popular de mate cocido y al ritmo de los tambores y de la radio abierta las chicas pegaron afiches en hall y en el frente de los Tribunales. Como ocurrió frente al Congreso, por la mañana también hubo fútbol sobre la ruta 8.

higui 8

El juzgado de San Martín denegó el pedido de excarcelación de Higui realizado por su defensa por existir “peligros procesales” de fuga y entorpecimiento de la causa. Mientras tanto, espera el juicio detenida.

 

Fotos: Facundo Nívolo

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada