#LibertadParaBelén Una condena sin fundamentos

aborto belén

Los jueces la encerraron por haber sufrido un aborto espontáneo y la condenaron por homicidio. Esta vez, la jornada de lucha por Belén resonó en los tribunales porteños. Distintas organizaciones que nuclea la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito estuvieron a la espera de la lectura de los fundamentos del fallo. El tribunal de Tucumán decidió no leerlos públicamente y le entregó los expedientes a las partes. La abogada de Belén, Soledad Deza, adelantó a Cosecha Roja que los fundamentos del tribunal son “bastante pobres”.

En Buenos Aires, la Campaña ocupó las escalinatas de Tribunales. Las mujeres que se movilizaron pegaron carteles, interrumpieron el paso y cortaron, al menos por unos minutos, la calle Viamonte. En el piso dejaron marcas: escribieron bien grande “aborto legal” con pintura blanca y ataron a las rejas pañuelos verdes que al poco tiempo fueron arrancados. “En este escrache a la Justicia, pedimos la nulidad del juicio contra Belén”, dijo Paula Lo Cane, integrante de la Campaña. En San Miguel de Tucumán, la vigilia similar: las organizaciones sociales cortaron la calle Sarmiento a la espera de la lectura de fundamentos que nunca llegó.

La nueva defensa de Belén, a cargo de Deza, había pedido el cese de la prisión preventiva: insistió en que no hay pruebas concretas de que se haya cometido un homicidio y que no existía peligro de fuga. Ayer, la organización Amnistía Internacional lanzó una campaña mundial para pedir la liberación. “Los derechos sexuales y reproductivos están reconocidos en tratados internacionales de Derechos Humanos y protegen el derecho de las personas a tomar decisiones informadas sobre sexual y reproductiva, sus vidas, sin violencia, coacción o discriminación”, escribieron.

Belén Amnistia

Según contó la abogada del caso tras la lectura de los fundamentos, los jueces coincidieron en que no hacía falta ningún ADN porque las pruebas contra Belén eran “contundentes”. Señalaron que la defensa nunca planteó la no culpabilidad de la joven. Además, para los miembros del tribunal, el secreto profesional médico cede cuando una vida está en peligro.

Cuando se conoció el fallo condenatorio, La Nación tituló: “Condenan a una mujer por matar a su bebé y ella dice que tuvo un aborto espontáneo”. Pero la joven tucumana de 27 años fue acusada de un crimen que le queda grande. Sufrió el destrato de los profesionales del Hospital Avellaneda: el médico José Daniel Martín y la partera Marta Monje la denunciaron a la policía y le confiaron el secreto médico-paciente. Hubo grandes confusiones alrededor de la historia clínica y al feto nunca le tomaron muestras de ADN para emparejarlo con Belén.

El jueves pasado las organizaciones concentraron frente a la Casa de Tucumán para exigir la excarcelación inmediata de Belén, que lleva dos años presa, hasta que haya una sentencia firme. En un escrito, la Campaña pidió que la Corte Suprema de Justicia provincial revise las irregularidades del caso y deje sin efecto la condena. Exigen que se le inicie un sumario administrativo a la ministra de Salud de Tucumán, Rossana Chahla, y que se capacite a los funcionarios y magistrados a través de la Oficina de Derechos Humanos para que no haya más presas por aborto. “Seguimos en plan de lucha de acuerdo a cómo reciba la justicia nuestras estrategias. Hasta liberarla no paramos”, dijo Paula Lo Cane.

Belén llegó al hospital con dolores abdominales el 21 de marzo de 2014. Tuvo un aborto espontáneo de un embarazo de veinte semanas que no conocía y nunca volvió a su casa: los médicos la denunciaron a la policía, la justicia le dictó prisión preventiva y la condenó a ocho años de prisión por homicidio agravado por el vínculo.
Si tuviste un aborto y te denunciaron podés presentar un hábeas corpus. Mirá cómo acá.

Foto: Facundo Nívolo

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada