Linchado en Córdoba: “Mi hijo podrá ser un delincuente, ellos son unos asesinos”

linchado córdoba - ARG Noticias

Cosecha Roja.-

“Mi hijo podrá ser un delincuente, pero ellos son unos asesinos”. Isabel Díaz es la mamá de José Luis, un joven de 23 años que murió después de agonizar durante trece días en el Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba. El jueves 11 de junio había salido con un amigo y una pistola de juguete. Forcejeó con un adolescente, intentó sacarle el celular y lo atraparon los vecinos en el barrio Quebrada de las Rosas. Cuando llegó la policía, el joven estaba golpeado, con las manos atadas a un poste de cemento e inconsciente.

Díaz ingresó al hospital con un estado “altamente crítico”. La evolución neurológica no era buena y si sobrevivía, quedaría con secuelas permanentes de la golpiza. Ayer los médicos le diagnosticaron muerte cerebral.

El compañero que iba con Díaz el día del robo logró escapar antes del linchamiento. La policía lo detuvo horas más tarde. La mamá de José Luis no alcanzó a hablar con él antes de que lo llevaran a la comisaría. Tampoco hay testigos que hayan declarado y la justicia todavía no ordenó ninguna detención: no logran identificar a las entre diez y quince personas que participaron del linchamiento.

*

En el barrio ubicado al noroeste de la ciudad de Córdoba los vecinos callan. El fiscal a cargo del caso, Rubén Caro, maneja una hipótesis: un grupo de vecinos golpeó a un joven durante un asalto callejero.

El jueves alrededor de las 19.20 un adolescente caminaba por Chancay al 600 cuando Díaz y el compañero se le cruzaron. Lo golpearon y, mientras le exigían que les diera el celular, la pistola de juguete se cayó y se desarmó. El adolescente forcejeó y apareció un grupo de vecinos que le dieron una paliza a José Luis. El joven quedó tirado e inconsciente y le ataron las manos a un poste.  Así lo encontró la policía a las 19.40.

El fiscal separó las dos causas: la del robo quedó en la Unidad Judicial 22 y la del linchamiento en la división de Homicidios de la Policía. Hasta ahora no hay pistas firmes. “Se está avanzando demasiado lento, en la zona hay un pacto de silencio muy fuerte”, dijo una fuente con acceso a la causa a La Voz. Con la muerte del joven, la carátula de la causa cambió de “homicidio en grado de tentativa” a “homicidio simple”.

La mamá de José Luis desconfía, cree que los vecinos y la policía están relacionados con el crimen. “Yo no sé si él quiso robar, estaba trabajando, pero si estaba robando tenían que agarrarlo y entregarlo a la policía. No tenían que atarlo, golpearlo y matarlo como un perro”, dijo Isabel a Cba24n.

“Espero que los culpables paguen. Esto no fue una riña, fue abuso, eran más de 15 personas golpeándolo. Mi hijo fue hallado golpeado, sin ropa, atado con alambre a un poste. Mi hijo no falleció, a mi hijo lo mataron”, dijo.

*

En marzo del año pasado, una turba enardecida asesinó a golpes a David Moreira en Rosario. Lo acusaron de robarle la cartera a una señora con un bebé. Ahí tampoco hubo presunción de inocencia ni juicio previo ni intervino un juez. David tenía 18 años y murió tres días después en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez: los médicos no pudieron salvarlo de los traumatismos y la pérdida de masa encefálica. El episodio generó campañas de rechazo como #NoCuentenConmigo. La justicia condenó al ladrón que iba con Moreira en 87 días pero nunca encontró a los culpables del linchamiento.

Foto: ARG Noticias

[Nota publicada el 25/6/2014]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada