Los peligros de ser trans en cuarentena

La violencia contra las travestis y transexuales ahora tiene a la violación del aislamiento social como una nueva excusa. Los abusos y las detenciones arbitrarias se repiten a lo largo del país.

Los peligros de ser trans en cuarentena

Por Matias Máximo
17/04/2020

La joven trans Delfina Antonella Diaz estaba tomando unos mates en la puerta de su casa y cuando llegó la policía de Jujuy atinó a meterse adentro. No pudo. Se la llevaron detenida y empezó el horror:

-La mujer policía me tocaba mis partes de adelante y me querían meter la cachiporra por atrás -relató ayer frente a los medios jujeños.

Se la llevaron a una cancha, lejos de donde cualquiera pudiera verlas. Ahí fue donde el toqueteo a sus genitales empeoró:

-Me dijeron que así me iban a volver macho.

Para que pararan hizo una actuación: empezó a sacudir el cuerpo como si tuviera convulsiones. Los policías se asustaron y la llevaron al SAME. Cuando le quisieron dar una inyección dijo que no, que había sido para que la dejaran de manosear.

-Luego me llevaron a la comisaría 39. Después me vuelven a subir a la camioneta y me llevan al ingenio. En el ingenio no me revisaron y ellos pusieron que sí. Cuando bajaron los menores, la policía me agarró del cuello y me dijeron que si yo llegaba a hablar o algo que me iban a matar y hacer recontra cagar.

La violencia contra las travestis y transexuales ahora tiene la violación de la cuarentena como una nueva excusa. En el barrio porteño de Constitución esta semana tres mujeres trans fueron detenidas por ir hacer los mandados con barbijos. Las pusieron contra una pared en el pasaje Ciudadela y las trataron todo el tiempo en masculino. Ellas activaron la alarma en el grupo de WhatsApp de las putas contando lo que estaba pasando. La policía les decía “los travestidos”:

-Él nos dijo que los llame así -dice el policía frente al celular que estaba filmando lo que pasaba.

-¡Ellas!, respeten la ley de identidad de género y su autopercepción -les respondía Georgina Orellano, secretaria general de AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina).

“Ellos saben muy bien que si nos tratan de masculino vamos a empezar a discutir y es lo que buscan. Las chicas terminaron en la comisaría 18, las llevaron por doble A (averiguación de antecedentes) y les hicieron acta por resistencia a la autoridad. Se comieron un rato adentro y las largaron”, dijo a Cosecha Roja Valeria del Mar Ramírez, activista trans y delegada de AMMAR Regional Constitución.

Según el último relevamiento que hicieron solo en Constitución hay unas 400 personas que se dedican al trabajo sexual. La Casa Roja, que es el centro donde se nuclea AMMAR, está coordinando con el INADI y Desarrollo Social pero no dan abasto.

-Está muy jodido, en las pensiones se vive con peores condiciones que en las villas y cada día hay menos plata y no se puede trabajar. La situación para nosotras es desesperante -dice Valeria del Mar.

Si querés colaborar con el fondo de emergencia para las trabajadorxs sexuales, están canalizando las donaciones a través de una cuenta bancaria, vía paypal y mercadopago.

ammar

Matias Máximo

Matias Máximo

Periodista - Autor del libro "Que el mundo tiemble: Cuerpo y performance en la obra de Effy Beth", disponible en PDF aquí
Matias Máximo