Los vecinos lo confundieron con un ladrón y lo mataron

Los vecinos lo confundieron con un ladrón y lo mataron

Jonathan Ezequiel Sagardoy tenía 32 años, vivía con su esposa y su hija en Villa Ballester. Ocho hombres lo confundieron con un ladrón y lo persiguieron. Dos de ellos estaban armados. El fiscal busca determinar quién fue el que disparó.

Por Cosecha Roja
05/09/2019

Jonathan Ezequiel Sagardoy tenía 32 años. Vivía con su esposa y su hija de 15 en Villa Ballester y trabajaba en la carpintería del Easy de San Martín. Como cada fin de semana, la madrugada del sábado se iban a juntar en la casa de Huevo, un amigo. Él llegó en su Partner Gris con Cristian. Otro amigo los esperaba arriba de su auto. No llegaron a bajar. Cuando estaban estacionando los rodearon cuatro vehículos que lo venían siguiendo: una camioneta Renault Master blanca, una Partner, un Fiat Palio y una moto. Ocho hombres en total.

“Aparentemente había dos que estaban armados”, contó a Cosecha Roja Oscar, cuñado de Jonathan. Sin decir una palabra uno de ellos le disparó. La bala le entró por la axila y se le clavó en la ingle. Jonathan sintió el disparo y aceleró. Creía que estaban intentando robarle. No sabía -no podía saberlo- que los hombres lo habían confundido con el ladrón que unos días antes le había robado a uno de ellos.

Mientras la Partner se alejaba, el hombre volvió a gatillar. El disparo atravesó la luneta y le dio en el hombro a Cristian. Jonathan siguió manejando. En el camino se cruzó con un patrullero y le pidió a los policías que lo siguieran hasta el Hospital Castex de San Martín. “Se baja, camina, avisa que tienen una bala y cae desplomado”, contó su cuñada Yésica en un video que publicó en redes sociales. “Lo ultimo que recuerda es que le querian robar”, agregó.

En el hospital lo operaron y le extrajeron la bala. En su trayectoría el proyectil lesionó varios órganos. Jonathan agonizó durante tres días y murió.

Entre los atacantes había un conocido de Jonathan que llamó a la familia y le contó lo que había pasado. También les dio el nombre del supuesto tirador: Guillermo Nicolás Gómez. “Por él supimos lo que había pasado”, contó Oscar.

Gómez quedó detenido acusado de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Ante el fiscal Fabricio Iovine, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Martín, admitió haber sido una de las dos personas que se bajaron para increpar a Jonathan pero dijo que él no fue quien disparó.”Dijo que al acercarse escuchó un tiro que él no disparó”, contó una fuente judicial a la agencia Télam.

El fiscal ya identificó al otro hombre que se acercó a la ventanilla de la Partner y en las próximas horas sería detenido. La clave de la investigación está en determinar cuál de los dos disparó la bala que mató a Jonathan.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja