Manual para la justicia: cómo actuar ante la violencia de género

feminicidiosinaloa

Cosecha Roja.-

A Silvana Córdoba la mataron a golpes en la cabeza. El cuerpo de Serena Rodríguez apareció con 49 puñaladas en un descampado en Moreno. Pamela Estefanía Biosa tenía 21 años. La mataron con su bebé en brazos. Son todos casos del último mes.

Según el Informe anual de Casa del Encuentro, en Argentina hay una mujer asesinada cada 30 horas. Solamente en Córdoba, por ejemplo, ya hubo nueve femicidios en lo que va de 2014. El Ministerio Público Fiscal armó un instructivo con recomendaciones para la justicia en materia de violencia de género. “Elaboramos este documento para unificar la información que existe y mejorar el acceso de las mujeres al sistema penal”, dijo a Cosecha Roja Romina Pzellinsky, que encabeza el programa de Políticas de Género del Ministerio. Los ejes principales son unificar las denuncias previas, juntar pruebas para no revictimizar a las mujeres y actuar con mayor rapidez en los casos que involucren armas de fuego.

Según el Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) existe una tendencia a que se traslade a las víctimas la responsabilidad de las investigaciones. Por eso, el manual enfatiza la necesidad de buscar elementos de prueba para que los procesos judiciales no dependan, solamente, del testimonio de la persona que denuncia. Es decir, para no revictimizarla. Entre las recomendaciones están la obtención de audios de las llamadas al 911 y las imágenes de cámaras de seguridad en la vía pública.

Diego Trotta esperó a la mujer de 34 años en la puerta de un edificio. Cuando ella ella pasó caminando la atacó por la espalda, la tiró al suelo y la arrastró. Quedó todo registrado en las cámaras de seguridad de Bahía Blanca.

Cuando Sanda Cabo fue a denunciar por violencia de género al hermano, los policías de la comisaría 4ta de San Fernando la golpearon y le abrieron una causa por atentado a la autoridad, lesiones leves y daño calificado. El episodio del 11 de febrero fue filmado con un celular y difundido por las redes.

Las comunicaciones a la línea de emergencia sirven para que los oficiales de justicia escuchen el relato espontáneo de la víctima en el momento del suceso y para que no tengan que repetirlo. Según el informe del Programa Las Víctimas contra las Violencias, de los llamados recibidos en 2013 un 31 por ciento son en primera persona. Cuando un operador del 911 atiende una denuncia por violencia de género debe preguntar dónde es, sobre quién se ejerce la violencia, si hay heridos, si hay alguien armado, si hay niños y si hay niñas o adolescentes (de acuerdo a la resolución 505/2013 del Ministerio de Seguridad).

Otro de los ejes del manual es rastrear las denuncias previas que existan, así como las medidas de protección que vigentes. La casa de Ariana, Ian, Yael, Shakira, Alejo, Mayla, Gastón y María Karina estaba tapiada porque aunque la madre de familia había denunciado siete veces a su ex marido por maltratos y amenazas él seguía acechando. El 8 de mayo incendiaron la casa y ninguno pudo escapar. Cristian Ledesma Méndez, el ex marido, es el único acusado.

Según el Programa Las Víctimas contra las Violencias, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el 40 por ciento de los llamados recibidos en 2013 no se hacen por primera vez. Por eso, hay que rastrear las denuncias previas en las comisarías y las medidas de protección o restricción vigentes. En octubre de 2013 se creó un libro de registro de denuncias de violencia intrafamiliar recibidas en dependencias policiales.

El principal sospechoso del asesinato de Silvana Córdoba es Carlos Alberto Molina, quien en 2007 mató a la pareja. En aquel momento la justicia consideró que actuó bajo emoción violenta y no fue preso.

En los casos en los que haya armas de fuego involucradas se deben extremar las medidas y solicitar una orden de allanamiento para quitarla lo más rápido posible del hogar. De acuerdo con el Mapa de la Violencia de Género elaborado por la Asociación para Políticas Públicas 3230 de los 5681 homicidios de mujeres entre 1997 y 2009 fueron con armas de fuego. Según el informe de Casa del Encuentro, la mayoría de las mujeres mueren baleadas. Entre 2008 y 2012 fueron 342.

Cada año, un 5 por ciento de los femicidios los comete un oficial de las fuerzas de seguridad. El policía Gabriel Omar García está acusado de haber matado de un balazo a su amante en un Mc Donald´s de Campana, el 17 de agosto de 2006. Según el manual, cuando se denuncie a personal del Ministerio de Seguridad, debe dejar el arma en el lugar de trabajo.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada