Mar del Plata: le apoyó la 9mm en la cabeza y la fusiló

 

Walter Escott apoyó la 9mm en la cabeza de Valeria Brítez y la fusiló.

Fue en el barrio General Belgrano, en Mar del Plata, el lunes 14, a las once de la noche. La pareja discutía y la mujer quiso cortar la situación y le dijo a su hija de 14 años que la acompañara a la esquina a hacer una compra. Las dos salieron a la vereda, caminaron unos pasos por Filiberto al 1700, rumbo a Soler al 10800. Escott se apareció en moto, se acercó a Valeria, y delante de los ojos de la adolescente, la agarró de los pelos, sacó el arma y le disparó. Los vecinos, al escuchar el ruido y los gritos, salieron de sus casas, se acercaron a Valeria, pero nada pudieron hacer. El hombre aprovechó y huyó en una moto. Según el resultado de la autopsia, Valeria tenía signos de haber sido golpeada en varias oportunidades.

Escottt está prófugo y el caso recayó en manos de María Isabel Sánchez, la misma fiscal que se excusó en las causas por el femicidio de Lucía Pérez y de la beba de 11 meses al parecer asesinada por sus padres. Ella declaró a la prensa que Escott vivía con Britez desde hacía 13 años y que se trata de “un claro caso de femicidio. Previamente, la había golpeado y la había agarrado de los pelos”.

El prófugo debía presentarse ayer en el Juzgado de Ejecución Penal para hacer la firma mensual obligatoria del control de su libertad asistida. Hacía un tiempo había obtenido la morigeración de la pena de cinco años que cumplía en el complejo penitenciario de Batán.

Valeria era mamá de siete chicos, de dos a 17 años, los dos más pequeños eran hijos de Escott. Al día siguiente de su asesinato iba a acompañar a su hija de 14 años a la prueba de modista del vestido de 15 años. Según contó Inés, hermana de la víctima, Escott y Brítez tenían una “relación enfermiza de muchos años”. Dijo también que el hombre tenía una orden de restricción que había vencido el 3 de octubre pasado. “Aparentemente, habían vuelto a estar juntos. Él siempre le pegaba, la amenazaba, le ponía el revólver en la cabeza y ella lo echaba y pedía ayuda. No no la escucharon. Si ella hubiera tenido el botón antipánico, este monstruo no hubiese tenido tiempo como para matarla””, dijo la hermana a medios locales.

La Comisaría de la Mujer de Mar del Plata recibe unas 700 denuncias mensuales. Ya son diez los femicidios en esa ciudad entre 2015 y 2016.

 

Foto: Diario La Capital de Mar del Plata

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada