Maria Ovando: el fiscal pidió 5 años para la mujer acusada por la muerte de su hija

Florencia Alcaraz – Cosecha Roja.-

Actualizado 15:08
La sala estalló en aplausos cuando finalizó la exposición del abogado Eduardo Paredes, defensor de María Ovando. “Pido la absolución de María”, fue la última frase que emitió el letrado. Los alegatos del fiscal Federico Rodriguez  habían sido abucheados por el público presente en la sala del Tribunal de Eldorado.
En estos momentos fiscal y defensores refutan los argumentos de ambos alegatos. Luego habrá un cuarto intermedio hasta mañana, cuando el Tribunal dará a conocer la sentencia que definirá la situación procesal de María Ovando.

Actualizado 13:26
Después de que el fiscal Federico Rodríguez pidiera una condena de 5 años para María Ovando, se pasó a un cuarto intermedio y a las 13 hs. comenzó el alegato de la defensa. Eduardo Paredes, uno de los abogados que acompaña a María comenzó a exponer por qué la condena a María es “ilógica e irracional”. El abogado de María Ovando exigió su inmediata absolución.
La exposición de Paredes apunta a responsabilizar al Estado por la muerte de Carolina Ayala, hija de María .
“Este Estado que violó tan severamente derechos objetivos del niño no tiene capacidad ética para condenar a María. Carolina no tuvo documento pero sí tuvo certificado de defunción”, declaró Paredes.

 

Actualizado 12: 35
Hace una semana comenzó en Misiones el juicio oral a María Ovando, la mujer que está detenida hace un año y siete meses luego de la muerte por desnutrición de su hija de tres años. Hoy, en la cuarta jornada del juicio, el Tribunal N° 1 de Eldorado escuchará los alegatos de la fiscalía y la defensa. La jornada comenzó a las 7.30 y en estos momentos el fiscal Federico Rodríguez  está exponiendo sus fundamentos con los que intenta acusar a la mujer de “abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo”.  La fiscalía pidió condenarla a  5 años de prisión.  El delito por el que se acusa a la mujer misionera estipula penas entre 3 y 20 años.

Durante  el juicio se trató de comprender el contexto de desigualdad en el que María crió a sus hijos. En su alegato, el fiscal Federico Rodríguez  insiste en responsabilizar a la mujer de la muerte de la nena.  Rodríguez basa sus fundamentos en las declaraciones de Demetrio Ayala, padre de la nena fallecida, quien está comprobado que maltrataba a María y abandonó a sus hijos cuando la mujer fue detenida. “El estado de pobreza no autoriza el incumplimiento de deberes fundamentales como alimentar a una niña”, dijo Rodríguez ante el Tribunal.

La defensa de Ovando, encabezada por los abogados Eduardo Paredes y Roxana Rivas, buscará demostrar que no hay motivos para acusar a María que era víctima de una  situación de extrema pobreza. Además, Paredes y Rivas aseguraron que  al no haber habido una autopsia sobre el cuerpo de la pequeña que falleció, no se conoce los motivos reales de su muerte.  La defensa, que pide la excarcelación de Ovando, también buscará relativizar los testimonios de familiares de María que “la acusaron de maltratar a sus hijos, por miedo a ser castigados ellos mismos por la muerte de la nena”.

Se espera que en la jornada de hoy María preste declaración ante el juez, a pesar de que no podrá ser interrogada por haberse abstenido a hablar el día del inicio del juicio.  Mañana miércoles se conocerá el veredicto del tribunal presidido por el Juez Atilio León.

El juicio se desarrolló durante tres jornadas en las que se tomó declaración al intendente de Colonia Mado, el director del hospital de Colonia Delicia, promotoras de salud que conocían a la familia,  al médico forense Milton Rodríguez, a un periodista y a la madre del último concubino de Ovando.

También declaró el psiquiatra Oscar Gregorio Kriner quien realizó varias entrevistas a María con el objetivo de establecer un diagnóstico psiquiátrico de la mujer. Según el relato del médico, Ovando padece de un proceso de síndrome post traumático que habría tenido su inicio en la niñez. María Ovando relató, por ejemplo, que no recuerda que su madre le haya dado un beso.

El psiquiatra  aclaró que María tiene una clara conciencia de la responsabilidad que implica la maternidad.  El médico aseguró que María era víctima de violencia de género por parte de su marido. Demetrio Ayala, la última pareja conviviente de Ovando, la maltrataba y amenazaba diariamente con un rifle que tenía para cazar palomas.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada