Mariana Condorí: un juicio para demostrar el contexto de violencia de género

Juicio mariana condoriMariana Condorí tenía 20 años y 3 hijos cuando la encontraron muerta, colgada de un tirante en su casilla de Villa Elvira, La Plata. Una semana antes denunció que su pareja Gabriel “el Chancho” Maldonado la golpeaba, pero el fiscal dispuso una mediación. Después de cuatro años, la familia -patrocinada por el Colectivo de Investigación y Acción Jurídica (CIAJ)- logró llevar a juicio oral y público a Maldonado por algunos de los delitos que denunció Mariana una semana antes de morir. “Queremos visibilizar que su muerte está vinculada al contexto de violencia de género en el que vivía”, dijo a Cosecha Roja Carolina Salvador, del CIAJ.

El final de Mariana comenzó el 7 de marzo de 2012, la primera y única vez que denunció al Chancho. La familia cuenta que él la obligó a subirse a su moto y manejar por la ciudad mientras le pegaba con una 22, sin dejar de sostener en brazos a la bebé de ambos. Convencieron a Mariana de que denuncie y ese mismo día fue a la Comisaría 3era de La Plata: lesiones graves, privación ilegítima de la libertad y amenaza con armas de fuego.

El fiscal de instrucción de la UFI 6 Marcelo Romero dispuso una mediación entre las partes: pretendía sentar en el mismo despacho a la víctima y el victimario. La citación salió de la fiscalía un 13 de marzo pero nunca llegó a destino. El 14, después de una pelea que duró horas y en la que volaron cubiertos, ropa, sillas, Mariana no pudo más: improvisó una cuerda con lo primero que encontró y se ahorcó.

El CIAJ se enteró de que Alejandra, la mamá de Mariana, deambulaba por Tribunales pidiendo explicaciones y le ofreció patrocinio. “Si el fiscal no investiga bien y la familia no tiene plata para pagar un abogado, este tipo de causas prescriben”, dijo Salvador. La primera medida fue exigir sin éxito que a Romero se lo aparte de la investigación. Según el CIAJ, el Estado no garantizó la protección de la integridad de la víctima frente a sus denuncias. La causa por “instigación al suicidio” también tramita en la fiscalía de Romero, pero por separado de la de lesiones.

En el juicio declararán 65 testigos, la mayoría aportados por la querella. La primera jornada duró casi seis horas. Los que declararon coincidieron en que Maldonado agredía a Mariana de muchas maneras: violencia psicológica, física, económica y agresiones a sus hijos. Para Salvador, lo novedoso de este caso es poder llevar a juicio oral y público algo se cree que forma parte de la intimidad de una familia: “lograr sacar hacia afuera estos delitos que se piensan ‘puertas para adentro”.

Soledad, la hermana de Mariana, casi no puede hablar porque llora. Dice que fue muy fuerte verlo al Chancho ahí, “tranquilo, como si no hubiese pasado nada”. El juicio comenzó el viernes y continuará el lunes y martes. “La causa de Mariana fue desguasada y pasó mucho tiempo, aunque tenemos esperanzas”, dijo Carolina Salvador.

Fotos: Fernando Ghersi

Anita Aliberti
Anita Aliberti

Periodista.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada