Más casos de torturas en Salta: la policía no tiene una división de asuntos internos

La policía de Salta suma nuevas víctimas. En las últimas horas, un adolescente fue encerrado y golpeado por dos agentes en el baño de un supermercado de Tartagal. Además, se supo que el hijo del intendente de Campo Santo, Marcos Cuenca, ya había denunciado por apremios ilegales a Marcos Gordillo, uno de los policías preso por ponerle una bolsa en la cabeza a un detenido en la comisaría de Guemes. A la par que se conocen estos nuevos casos, avanzan diferentes proyectos para controlar a la policía salteña, una fuerza que no cuenta con una unidad de Asuntos Internos y que continúa manejándose con métodos de la dictadura.

La versión oficial es que un chico de 19 años intentó robar una linterna el viernes en el supermercado Chango Más. El acta policial detalla que fue detenido sin ofrecer resistencia por los policías que hacían adicionales en el negocio.

El diputado provincial y ex intendente de Tartagal, Darío Valenzuela, cree otra cosa. La madre del adolescente le pidió que averiguara qué había pasado con su hijo porque lo había mandado a hacer las compras y se enteró que estaba en la comisaría local. Valenzuela se reunió con el chico en la seccional 42. “Caminaba con dificultad. Después de entrar en confianza me contó que le dolía todo el cuerpo, que lo habían esposado y molido a golpes en el baño del supermercado”, dijo el legislador.

El comisario de la seccional, de apellido Flores, minimizó los golpes y hasta indicó que fue un procedimiento normal, de rutina. En cuanto a la paliza, el jefe policial “se desentendió porque en la comisaría no pasó nada y esa era su responsabilidad”, agregó Valenzuela.

Al mismo tiempo trascendió que Gordillo,  el policía filmado mientras le ponía una bolsa en al cabeza a un chico de 18 años, ya tenía otras denuncias por hechos similares. Marcos es el hijo de Mario Cuenca, el intendente de Campo Santo, una ciudad a44 kilómetrosde Salta capital. En 2010, el joven tenía 20 años y había ido a bailar con un grupo de amigos a General Guemes. Al salir del boliche, Gordillo reconoció a Marcos y “lo levantó” junto con otros cuatro policías. Según la denuncia, lo golpearon y torturaron tanto en el patrullero como en la comisaría.

Al parecer, cuando Mario Cuenca asumió como intendente la mujer de uno de los policías implicados en los apremios ilegales se quedó sin trabajo. Además, se cree que los agentes castigaron al chico porque Gordillo había trabajado para la campaña a intendente del candidato opositor a Cuenca.

Esa investigación quedó en manos del juez José María Alvarado Solá, quien sobreseyó a los acusados. Pero la querella y la fiscalía recurrió la medida y actualmente la causa está enla Cámarade Apelaciones.

Sin asuntos internos

“Este momento de crisis de la fuerza tenemos que utilizarlo como una oportunidad para poder modificar de una vez por todasla Carta Orgánicadela Policía. Esde 1983 y tiene el mismo lenguaje de la dictadura”, explicó el presidente dela Cámarade Diputados de Salta, Manuel Santiago Godoy.

El legislador detalló que el Ejecutivo presentó un proyecto de Ley para que “la formación de los policías pase a manos civiles. Queremos que seala Universidad Nacionalde Salta la que los forme y seleccione después de un riguroso control de diferentes organismos”.

“Estamos planteando la creación de Asuntos Internos”, continuó Godoy quien enumeró una serie de medidas que, a su entender, intentaron modificar la impunidad policial: “Se cambió el Código de Procesamiento Penal y dentro de un año y medio todas las investigaciones pasarán a los fiscales, dejando de lado a muchos jueces cuestionados”.

El diputado salteño Pablo Viel dijo a Cosecha que “la Cámara, al igual que el Ejecutivo, pidió al juez Pablo Farah ser querellante en la causa contra los policías de la comisaría de Guemes”. Los diputados quieren tomar testimonios a testigos o víctimas y presentarlos en la justicia pero la oposición criticó la solicitud.

El 12 de junio pasado, la cámara de Diputados de Salta le dio media sanción, por unanimidad, a la  creación del Comité Provincial contrala Tortura.“Estamos rezagados pero pretendemos ponernos a la vanguardia en este tipo de políticas de Derechos Humanos. Si el Senado nos acompaña de esta manera vamos a adherir a la ley nacional Nº 25.932 del 8 de septiembre de 2004 y vamos a estar en la misma sintonía que nación”, añadió Viel.

El tiempo dirá si es suficiente.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada