Masacre de Quilmes: los adolescentes estuvieron expuestos a una temperatura de 1200°C

Presos en comisarìas

Agencia Andar.-

La semana pasada finalizaron los testimonios solicitados por el Ministerio Público Fiscal. Esta semana se presentarán los testigos solicitados por la defensa de los imputados, incluidos varios testigos reservados que podrían volver a ser llamados a declarar. A partir de la semana próxima, se estima que comenzarán los alegatos. La CPM es veedora judicial de todo el proceso y realiza el registro audiovisual del debate.

Casi 11 años después del hecho, continúa el juicio oral y público contra diez efectivos policiales de la Comisaría 1ª de Quilmes, imputados por apremios ilegales, tormentos y la muerte de los adolescentes Elías Giménez (15), Diego Maldonado (16), Miguel Aranda (17) y Manuel Figueroa (17). Ante el TOC 3 de Quilmes, esta semana declararon pocos testigos solicitados por la fiscalía a cargo del Dr. Claudio Pelayo. También se dio lectura a pericias tomadas con anterioridad y que forman parte de la causa. Destacamos algunas de las declaraciones.

En 2004, Oviedo era bombero del cuartel Quilmes y fue la primera persona en arribar a la Comisaría luego del llamado de auxilio. “Demoramos unos 7 u 8 minutos en llegar, al ingresar me recibe el oficial a cargo de la Comisaría”. Pero dijo que no era el comisario Soria. Luego recorrió el lugar, los calabozos: “No vi heridos ni menores detenidos. No atendimos a ninguna víctima. No vi tampoco policías”. El ex bombero afirmó que hizo tareas de prevención y enfriamiento pero no combatió fuego alguno.

Otro de los testigos fue el comisario Maldonado, que cumplía funciones en la Comisaría 1° pero no estuvo presente esa noche. Su testimonio no fue relevante en lo vinculado al incendio pero acercó datos acerca de las características de la seccional y del funcionamiento policial. “Yo no participé de requisas en la Comisaría 1° pero sí en otras dependencias. La mecánica consiste en ingresar, solicitar que se desnuden los detenidos, revisar el lugar y retirarnos”, dijo cuando fue consultado por este tipo de prácticas y agregó: “en ningún momento se prevé usar la fuerza contra los detenidos sin justificación”.

Declaró también el padre de un chico detenido en la Comisaría 8ª de Bernal que fue trasladado a la Comisaría 1ª de Quilmes por ser menor de edad. Este testigo dijo que intentó retirar a su hijo pero que le dijeron que se fuera, que pronto su hijo recuperaría la libertad. Así lo hizo. Lo extraño fue que en el transcurso de la noche llegaron a su domicilio policías que traían en un patrullero a su hijo y se lo entregaron. No conoció la identidad de esos policías y tampoco consultó a su hijo por el episodio.

Pericias

En la última de tres jornadas se leyeron las conclusiones de los peritos judiciales en relación a las condiciones de temperatura de los colchones que había en la Comisaría 1° de Quilmes. Afirmaron que no se arrojó combustible al foco de fuego y que los adolescentes estuvieron expuestos a una temperatura cercana a los 1200°C dentro del calabozo, que tenía 12 metros cuadrados, sin ventanas y una puerta ciega.

Las audiencias son públicas y se realizan los días lunes, miércoles y jueves a las 10 horas en la sede de los Tribunales de Quilmes, Av. Hipólito Yrigoyen 475, PB.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada