Mató a una joven en Córdoba, cayó por la sospecha de su mamá

ni una menos - Fabian aguilarDía a Día.-

El acusado de matar a Romina llegó a su casa con la ropa rota y con sangre.

En ese estado llegó a su casa el joven instantes después de la muerte de la chica, lo que centró todas las sospechas en él. Su madre lo vio lavar la ropa y salir con un bolso.

Leonel Rivero (20), el joven acusado de asesinar a golpes en un presunto ataque sexual a Romina Cisterna (22), llegaría esta noche a Río Tercero a declarar ante la Justicia, luego de haber sido detenido anoche en Catamarca.

Rivero quedará a disposición de la fiscal de Río Tercero Andrea Hidalgo y podría enfrentar la acusación de “homicidio criminis causae”, un delito que contempla la única pena de reclusión perpetua.

Romina fue asesinada a golpes en la cara y la cabeza el domingo por la madrugada a una cuadra de su casa, en Santa Rosa de Calamuchita. Acababa de salir de un conocido boliche de la zona y había vuelto caminando sola, ya que había amanecido y su domicilio quedaba cerca.

La principal hipótesis de los investigadores es que se resistió a un ataque sexual y fue muerta a golpes con un palo o una piedra. Por ello serán de fundamental importancia los resultados de la autopsia, que arrojarán incluso si la chica fue abusada.

¿Cómo llegó la Policía al único sospechoso del crimen? Calificadas fuentes policiales le confiaron a Día a Día que el domingo por la mañana, poco después de la muerte de Romina, Rivero llegó a su casa “con la ropa rasgada y con sangre”. Su propia madre lo vio llegar en ese estado, lavar las prendas y poco después salir con un bolso.

No se volvió a saber de él ni se lo encontró en sus lugares habituales, hasta que ayer por la tarde fue localizado en Catamarca. El comisario Alejandro Rocchietti, a cargo de la Departamental Calamuchita, habló con él por teléfono durante una hora y lo convenció de entregarse a un policía. Una comisión viajó desde Córdoba hacia la vecina provincia para traerlo.

El jefe de la Departamental Sur, comisario Luis Herrera, dijo poco después que el acusado se mostró “arrepentido” y accedió a entregarse.

Las fuentes del caso agregaron que, además del estado en el que lo vio su madre, Rivero le confesó a otra persona que mató a Romina.

Foto: Fabián Aguilar

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada