Medellín: Buenas prácticas para superar los conflictos

Cosecha Roja.-

En esta entrevista, Mauricio Faciolince, Secretario de Gobierno de Medellín, habla de las buenas prácticas que impulsa la alcaldía de esta ciudad para mejorar la seguridad y la convivencia. “Medellín más segura” y “Medellín despierta para la vida”, son algunas de las iniciativas que han permitido reducir los índices de violencia y crear pactos entre las autoridades y los ciudadanos.

¿Cuáles son las buenas prácticas que actualmente impulsan desde la Alcaldía en materia de seguridad ciudadana?
Una de las últimas prácticas que hemos emprendido, que es quizás una de las falencias en muchas ciudades de Latinoamérica, es el Sistema de información para la seguridad y la convivencia. Este sistema reúne toda la información de delitos de alto impacto –homicidios, robos, hurtos- que ocurren en la ciudad. Hasta este momento, la estructura política tenía unas cifras, medicina legal tenía otra, el área de derechos humanos tenía la suya. Ahora, todas esas cifras se conjugan en una sola unificada, que le otorga la validez a la consideración de los delitos de alto impacto y permite elaborar estrategias específicas para cada delito en particular. Así podemos entender las dinámicas delictuales, los procesos que producen esos números estadísticos.

¿Y esta sistematización qué tipo de trabajo les permite realizar?
Se hacen proyectos que se concentran en tareas de trabajo social, intervención social, y cuando esto no es posible se recurre a la intervención policial y judicial concreta. Por ejemplo: este año va a tener una dimensión particular el hecho de trabajar con jóvenes que detectamos que están al borde de caer en la delincuencia. Pensamos en un programa de oportunidades de empleo, capacitación.

¿Desde qué lugar encaran el problema de la violencia en jóvenes?
Concretamente, en 2010 tuvimos un incremento de homicidios producto de conflictos de pandillas, entonces se creó el programa “Medellín más segura” y se abordó un proceso de movilización ciudadana, y otro que tenía que ver con dar oportunidades a los jóvenes en franjas de riesgo. Brindarles empleo e insertarlos en un sistema que los contenga, aparte de intervenir cuando sea necesario con las fuerzas de seguridad. En 2011 hubo una reducción de 19 por ciento en relación a 2010, y este año la tasa bajó un 47 % por ciento con respecto a 2011.

Otro programa aplicado fue “Medellín despierta para la vida”. Son pactos de convivencia ciudadana, pactos de autoridad para fortalecer a la policía y sus lazos con los territorios, y un plan desarme, donde las comunidades de manera voluntaria entregan el armamento. Más allá del nivel de acatamiento, el plan fue exitoso no sólo por el número sino por la conciencia que despertó acerca del desarme. Las comunas que más problemas tienen son la 13 y la comuna del Prado (chequeadas porque no se si alcance a tomar nota bien de los nombres).

¿Cuáles son los ejes más importantes que definirán las próximas políticas?
En menos de un mes se creará la Secretaría de Seguridad autónoma, que hasta ahora pertenecía a la Secretaría de Gobierno. Esta secretaría se va a focalizar en los temas de seguridad, de la relación con la policía, el ejército y la fiscalía. Y por otro lado la Secretaría de Gobierno va a pasar a ser “Secretaría de Gobierno y Derechos Humanos”, con lo cual se le va a dar mucho más énfasis a esos temas fundamentales. Además, se van a crear estructuras de Derechos Humanos, pensamos en “Justicia cercana al ciudadano”, para llegar de otra manera a los habitantes.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada