Mendoza: condena a un policía y represión en el barrio de las víctimas

mamá de tania

Penélope Moro – Radio Nacional Mendoza.-

Repudio y dolor social por la condena que preparó la jueza Lucía Motta del Cuarto Juzgado Correcional al policía asesino de Tania y Lorena. La magistrada negó la posibilidad de que el sargento Antonio Cruz sea juzgado en una Cámara Criminal que depara penas más altas para hechos “gravísismos” como los que cometió este efectivo en diciembre pasado. Alcoholizado al volante y con una evidente actitud de desprecio humano sobre sus víctimas, este martes fue condenado a solo cuatro años de prisión. Las querellas apelaran al fallo. “Tan Gente” entrevistó a la madre de Tania, impulsora en la lucha por Justicia de las dos muertes.

Jessica Carvalho y Claudia Vara escucharon la sentencia menos esperada sobre el asesino de sus niñas, y responsable de la graves heridas que sufrió Melannie, la hija de Walter Ávila. Este martes 24 de noviembre el sargento Juan Antonio Cruz Juárez recibió de parte de la jueza del Cuarto Juzgado Correcional de Mendoza, Lucía Motta, 4 años de prisión efectiva y el doble de tiempo de inhabilitación para conducir.

El Ministerio Público representado por la fiscal de sala Rosa Giner y las querellas habían pedido la máxima de la pena que puede solicitarse dentro del fuero correccional: 5 años de prisión efectiva y 10 años de inhabilitación para conducir. Los abogados adhirieron  en la etapa de alegatos a este pedido ante los continuos rechazos de la jueza Motta y la fiscal Giner de que se cambie la imputación de Cruz de “homicidio imprudente en ocasión de tránsito” a “homicidio doloso”, para que pueda ser juzgado con las mismas garantías pero sentado en un banquillo de Cámara Criminal en vista a los “gravísimos daños provocados”, consecuencias que el mismo defensor del policía, el Dr. Emiliano Reales, reconoció en la instancia de alegatos.

Lo cierto es que las funcionarias judiciales del Cuarto Juzgado Correccional se negaron a juzgar al sargento Cruz en calidad de policía. Hasta el momento de cometer los asesinatos cumplía funciones en la Unidad de Cuerpos Especiales de Godoy Cruz. La noche de la borrachera en la que se puso tras el volante y apretó el acelerador hasta embestir a tres adolescentes sentadas en la vereda de la esquina de Lamadrid y San Vicente del oeste de Godoy Cruz, se encontraba de licencia, a un día de reincorporarse a la fuerza.

Era un 9 de diciembre y venía de despedir el año comiendo un “asadito” con colegas, y con un dosaje de alcohol en sangre que a dos horas de arrollar a las niñas dio por resultado 1,85 litros de alcohol en sangre. Las niñas también festejaban el fin del año lectivo, años anteriores habían repetido, por eso ese día era un verdadero motivo de festejo: las tres habían pasado de curso sin llevarse materias.

Aproximadamente a las dos de la mañana la felicidad se terminó. Cruz las embistió ingresando con su coche particular a la vereda, desplazando el cuerpo de Tania Páez  aproximadamente a 23 metros de distancia de donde se encontraba sentada. Lorena fue golpeada con el parante del Renaul 21, y Melannie, si bien terminó con graves secuelas y tres meses en cama sin poder caminar, resistió a la colisión mortal porque fue la única que alcanzó a escuchar el sonido del vehículo e inconscientemente a preparar el cuerpo para el golpe. Tania y Lorena, heridas de muerte, fallecieron días después mientras estaban hospitalizadas luego de numerosas intervenciones.

La ronda de testigos en su totalidad, a excepción de una policía que declaró a favor de Cruz, aseguró que esa noche el policía iba vestido con su uniforme reglamentario, portaba el arma, estaba borracho, tiraba botellas en un zanjón, tenía carnet profesional para conducir, nunca se acercó a conocer el estado de sus víctimas y actuó con total desprecio de la vida humana al mandar a tapar a Tania agonizante con unos trapos y al pedir que algún vecino le cargue el celular. Todos estos elementos que fueron señalados en los alegatos.

Poco de esto se tuvo en cuenta por la jueza Motta para declararse incompetente, como lo pidió la querella en dos ocasiones durante el proceso, para que el sargento se juzgue en una Cámara del Crimen y con esto se sirva a la posibilidad de una condena ejemplar. Omisiones en las actas de instrucción e incongruencias que fueron luego constatadas con una inspección ocular que se ordenó el pasado viernes también develan la complicidad judicial y policial de encubrir a Cruz.

“Hoy la jueza Motta le ha dado el peor mensaje a la sociedad”, señaló una de las abogadas querellantes, tras la sentencia del dolor.

La querella de la Dra. Soleti, el Dr. Lucas Lecour y el Dr. Sergio Salinas, en concordancia con lo pedido por las familias representadas anticiparon que recurrirán el fallo. La expectativa es que el caso llegue a la Corte Suprema y que Antonio Gabriel Cruz sea juzgado en su estado permanente de funcionario público enmarcando la causa como un hecho de “violencia institucional: policial y judicial”.

En tanto, el homicida permanecerá libre desempeñándose en tareas administrativas dentro de la Inspección General de Seguridad. Está previsto que antes del 10 de diciembre el Ministerio de Seguridad de la provincia defina si lo cesantea hasta la definición de Casación.

La Madre Colectiva

Jessica Carvalho es la mamá de Tania, quien tenía 17 años al momento de fallecer. Es quien encarna la lucha por el doble homicidio y además extiende su reclamo de manera colectiva contra la violencia policial que acecha a los jóvenes del Barrio Parque Sur, de donde eran oriundas las niñas, luego de la fatal noche del 9 de diciembre del 2014. “Tan Gente” la entrevistó luego de conocida la sentencia: “Indignación, dolor, burla, se rieron de todos nosotros”, comenzó declarando en la entrevista.

Un importante movimiento social que se organiza en la provincia en la lucha contra la violencia policial y judicial, acompañó las cinco audiencias con masivas protestas y reclamos de justicia desde la explanada de Tribunales. Esta mañana a la salida de la sala del juzgado correccional, una vez que se dio a conocer la sentencia el dolor colectivo se hizo carne entre los presentes quiénes apuntaron contra la jueza; “Motta vos sos la dictadura”, “Se sabía que a las pibas las mató la policía”. Impotencia y lágrimas de familiares, vecinos y amigos de las niñas se hicieron sentir eco tras eco en cada una de las salas del enorme palacio Judicial de Mendoza.

La Madre en Lucha Jessica Carvalho prometió continuar la batalla con “más fueza que antes”. Diferentes actividades se preparan en la provincia para que la impunidad no se olvide. Este miércoles, en conmemoración de la No Violencia Contra la Mujer se marchará desde el KM0 hasta la Legislatura y de allí de nuevo a Tribunales: fotos e intervenciones en memoria de Tania y Lorena serán parte de esta actividad. El próximo viernes, Jessica vuelve a las rondidnas en Tribunales provinciales junto a la resto de las Madres que han perdido a sus hijos a cargo de la policía provincial.

“Mi hija no vale 4 años años. Sigo luchando hasta el final”, dijo y por la experiencia de este año de reclamo de justicia no se duda de que así será.

***

Anoche, la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional Mendoza lanzó un comunicado de urgencia por una denuncia de represión en el barrio Parque Sur de Godoy Cruz, donde vivían las adolescentes asesinadas por el policía Antonio Cruz.

Esta medianoche recibimos la denuncia de una represión en contra de los vecinos del Barrio Parque Sur de Godoy Cruz, orquestada por la policía de Mendoza. Esta vez tuvo el agravante de que personal de la UMAR pateó la puerta de Jessica Carvalho (mamá de Tania Paez, asesinada por el policía, recientemente condenado, Antonio Cruz ). Patearon la puerta de su casa y al grito de PUTA DE MIERDA intentaron ingresar al domicilio. Se trata de una clara maniobra intimidación, ya que en el día de hoy se conoció la sentencia del asesino de su hija. La represión sigue, un batallón de milicos cortaron los accesos al barrio y no se puede entrar ni salir.

Dentro del Parque Sur están a los tiros contra todas las personas, no importa quien sea, tiran contra todas las casas, contra todo el que se aparezca.

#Bastaderepresionenlosbarrios

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada