Merlo: un policía mató un pibe y dijo que fue un accidente

“Mi hijo lo miraba desde el piso y el policía le decía ‘¡No te mueras acá guacho que me arruinás el trabajo!’”. Ismael, el papá de Lucas Décima, el menor de sus siete hijos, todavía no pudo ir a retirar el cuerpo de la morgue. “Es mentira que al policía se le escapó un tiro. Es un asesino”, dijo a Cosecha Roja.

Mariano Alberto Ballarino tiene de 40 años y es sargento de la Policía. Acaba de ser detenido en la Comisaría 3ra de Merlo por asesinar de un disparo en la ingle a un adolescente. La víctima es Lucas Esteban Israel Décima, de 17 años. Para Ballarino, su muerte se trató de un error. Sin embargo los amigos del chico declararon otra versión ante la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 4 de Morón.

Lucas Décima

La noche del jueves, varios amigos se habían juntado en el cruce de las calles Ezeiza y Eduardo Costa, Parque San Martín, partido de Merlo. Uno de ellos fue al kiosco, otro lo acompañó y le recriminó que había estado con su novia. En la discusión, los pibes se levantaron la voz y el padre de la chica salió a la calle y disparó unos tiros al aire. Los vecinos, al escuchar los disparos, llamaron a la policía. A los pocos minutos, llegó el patrullero y los chicos asustados comenzaron a caminar hacia sus casas.

“Es muy común que los pibes se junten en las esquinas. Es lo que pasa en todos los barrios y en Merlo también. Anoche, según contaron los amigos de Lucas, el patrullero dio vuelta la esquina y ahí estaba mi hijo con otro chico. Aunque no tenía nada que ver se la agarraron con él”, contó Ismael, maestro de grado y profesor de Historia en la Universidad Nacional de Misiones.

Ante la fiscalía a cargo de Valeria Courtade y Alejandro Jons, los chicos que declararon coincidieron en que “sin bajar del móvil, el policía disparó contra Lucas”.  Dijeron también que “los agentes trataron de reanimarlo, y como no reaccionaba, comenzaron a patearlo, diciéndole: ‘no te mueras acá, guacho’”. Poco después lo llevaron al hospital, pero el adolescente murió ni bien ingresó al quirófano del Hospital Héroes de Malvinas, donde iba a ser operado.

Según publicó la Agencia Télam, para el policía “fue un accidente”. Dijo que, cuando quiso bajar del patrullero empuñando su arma reglamentaria calibre 9 milímetros, tropezó con la puerta del vehículo y, accidentalmente, se accionó su pistola.

El Frente Nacional y Popular de Misiones (FNPM) repudió enérgicamente el asesinato de Lucas. “Se trata de una nueva víctima de la ferocidad desatada en las fuerzas policiales de la Provincia de Buenos Aires. Lucas es el hijo del compañero Ismael Décima, activo dirigente del Movimiento Evita en nuestra provincia”.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada