México: Al líder del Cártel del Golfo lo capturaron por casualidad

Jesús Aranda, La Jornada.-

Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, líder del cártel del Golfo, fue detenido sin ofrecer resistencia por 30 elementos de infantería de marina en Tampico, Tamaulipas, horas después de que cinco de sus escoltas habían sido capturados. Trascendió que el capo admitió ante el personal naval que es el dirigente del citado grupo delictivo.

Su captura, trascendió, fue producto de un hecho fortuito, ya que el operativo en que cayó no estaba dirigido inicialmente en su contra, lo que no resta mérito a la acción, porque los marinos que participaron no requirieron el apoyo de elementos de fuerzas especiales para detener al capo, se dijo.

Al hacer ayer la presentación del detenido, el vocero de la Secretaría de Marina, vicealmirante José Luis Vergara, destacó sin embargo que resultado de un intenso trabajo de inteligencia naval se logró la captura de quien encabezaba la segunda organización delictiva más poderosa del país.

El pasado miércoles 5, por la mañana, en el poblado de Buenavista, municipio de Río Bravo, Tamaulipas, marinos sostuvieron un enfrentamiento con cinco sujetos, quienes luego de ser sometidos se identificaron como escoltas de El Coss.

Los sujetos, que estaban vestidos con ropa tipo militar camuflada –con la misma que fueron presentados ante los medios en el Centro de Estudios Superiores Navales–, dijeron ser José Lugo Torres, El José; Jorge Luis Gutiérrez Quintanilla, El Flaco; Naún Vázquez Loya, El Minitoy; José Felipe Torres, El Felipe, y José Ricardo Amado Álvarez, El Junior, a quienes les fueron decomisadas seis armas largas, 3 mil 500 cartuchos y otros efectos.

Reciente operativo

Esta información, aunada a la que habían proporcionado los recientemente detenidos Mario Cárdenas Guillén, El M-1 y/o El Gordo, y Juan Gabriel Montes Sermeño, Sierra, permitió a los elementos de la Armada localizar a unos sujetos sospechosos en la colonia Lomas de Rosales, en Tampico, donde se implementó la persecución de Miguel Ángel Muñoz Villanueva, El Profe; Servando Antonio Cano Arzola, El Güero; Juan Carlos Castañeda Rodríguez, Jaime Alberto Corona Constante, Corona, y Ernesto Banda Chaires, Campos, este último considerado jefe de plaza del cártel del Golfo en Tampico.

Cuando fue presentado ante los medios, Costilla Sánchez estaba sereno; vestía pantalón de mezclilla, camisa azul de cuadros y llevaba un chaleco antibalas; estaba esposado con las manos al frente y escoltado por dos infantes de marina, que apenas lo superaban en estatura.

Durante la presentación se exhibieron algunas joyas y relojes de muy alto valor comercial que le fueron decomisados a Costilla Sánchez, entre los que destacan un reloj fabricado con acero que “fue rescatado del Titanic”, un Rólex de oro y otro de la misma marca, los cuales no sólo alcanzan precios que van de los 400 mil hasta el millón de pesos, sino se trata de modelos exclusivos y de difícil adquisición; además, se mostraron gruesas esclavas de oro y dos pistolas (una bañada en oro), entre otros objetos.

Vergara indicó que luego de la captura de Osiel Cárdenas Guillén, el posterior abatimiento de Antonio Ezequiel (de los mismos apellidos), Tony Tormenta, y tras la muerte de Samuel Flores Borrego, Metro 3, la desconfianza generó la ruptura con la familia Cárdenas Guillén, disputándose el manejo de la organización entre El Coss y El Gordo, quedando finalmente Costilla Sánchez al frente del cártel del Golfo. “Sigiloso, El Coss superó las divisiones internas y dirigía violentos enfrentamientos en Tamaulipas y Nuevo León contra sus antiguos aliados, Los Zetas”, dijo el vicealmirante.

La Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía 30 millones de pesos como recompensa a quien ofreciera datos por su captura, mientras que un tribunal federal de distrito del sur de Texas, división Brownsville, tiene un mandato de arresto en su contra; además, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ofrecía 5 millones de dólares por información que llevara a la localización del delincuente.

En la conferencia de prensa en la que fue presentado ante los medios de comunicación junto con 10 sujetos –cinco de los cuales estaban vestidos con uniformes tipo militar–, se exhibieron dos armas largas, cuatro cortas, 460 cartuchos, tres vehículos, así como joyas y relojes.

Después de la presentación, El Coss y sus cómplices fueron trasladados bajo fuertes medidas de seguridad a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo).

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada