México-Colombia: tras los pasos de El Chapo Guzmán

Reuters. La Jornada.-

Con el apoyo de Estados Unidos, Colombia confiscó este jueves lujosos inmuebles y vehículos valorados en 15 millones de dólares a un narcotraficante que fue hombre de confianza de Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa, quien está prófugo de la justicia mexicana desde el 19 de enero de 2001, informó la policía.

De acuerdo con las autoridades, la ocupación de las propiedades del colombiano Pedro Antonio Bermúdez, alias El Arquitecto, quien durante varios años abasteció de cargamentos de cocaína al cártel de Sinaloa, busca cortar los nexos entre las organizaciones de narcotraficantes que operan en los dos países.

El subdirector de la Policía Nacional, general José Roberto León, dijo que entre las propiedades confiscadas se encuentran 36 inmuebles, 15 empresas, seis vehículos y un título fiduciario. Es uno de los grandes golpes contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico. Se trata de una operación contra uno de los eslabones del narcotráfico, como es la inversión en bienes de la economía legal, afirmó el oficial en conferencia de prensa.

Los bienes ocupados por la policía colombiana, incluidas fincas con lujosa decoración y piscinas, se encuentran en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cali, así como en siete municipios del departamento de Antioquia, en el noroeste del país. Las propiedades adquiridas por Bermúdez, capturado en octubre de 2008 en México y preso en una cárcel de Nueva York, estaban a nombre de varios testaferros, precisó León.

El oficial reveló que la confiscación es la continuidad de una operación realizada a mediados de 2010, cuando se expropiaron 264 bienes de esa organización, valuados en cerca de 85 millones de dólares. León aseguró que El Arquitecto, quien decidió colaborar con la justicia estadunidense, tuvo gran poder de corrupción entre las autoridades mexicanas, amasó una enorme fortuna con el envío de más de un centenar de vuelos de cocaína hacia México desde Cali, Medellín, e Isla Margarita, en Venezuela.

El cártel de Sinaloa se ha consolidado en los últimos años como el grupo del narcotráfico dominante en México por su capacidad para corromper autoridades y la diversificación e internacionalización de sus actividades. Guzmán, por quien Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, es el capo más buscado de México.

Colombia es considerado como uno de los mayores productores de cocaína a escala mundial, mientras Estados Unidos es su principal aliado en la lucha contra el narcotráfico. Los cárteles colombianos se convirtieron en los últimos años en socios y abastecedores de cocaína de los mexicanos, que ahora controlan el negocio y libran una sangrienta guerra contra el gobierno del presidente Felipe Calderón, que ha cobrado la vida de más de 50 mil personas desde finales del 2006.

El cártel de Sinaloa compró en el país sudamericano fincas, casas y vehículos, y usó empresas para blanquear dinero.

La Procuraduría General de la República (PGR) trabaja de manera estrecha con autoridades colombianas para que le entreguen toda la información obtenida durante el aseguramiento de 51 inmuebles adquiridos por el cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El ChapoGuzmán Loera, en Medellín, Bogotá y Cali.

De acuerdo con declaraciones de funcionarios de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), los acuerdos entre México y Colombia permitirán el intercambio oportuno de información entre la PGR y la fiscalía de la nación sudamericana.

El último acuerdo entre México y Colombia para combatir a los grupos criminales se firmó el pasado 16 de abril, con el cual ambas naciones podrán realizar operaciones simultáneas contra el tráfico de drogas, secuestro, contrabando de armas y lavado de dinero.

En Colombia se dio a conocer que la policía de esa nación aseguró bienes con un valor superior a 15 millones de dólares, que fueron identificados como inmuebles adquiridos a través de prestanombres de El Chapo Guzmán Loera.

En septiembre de 2011, autoridades colombianas iniciaron una ofensiva contra los bienes adquiridos en cinco depar- tamentos de este país por los líderes delcártel de Sinaloa a través de intermediarios, como fincas, vehículos y casas, y una familia de esa nación fue acusada de usar 35 empresas para blanquear los recursos del narcotraficante mexicano, quien recientemente fue indiciado por autoridades de Estados Unidos.

Respecto a la incautación de las 51 propiedades de El Chapo Guzmán,constituye un golpe importante a la estructura financiera de su organización, afirmó en Chile el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alejandro Ramos.

El funcionario mexicano declaró a una agencia de noticias que es un logro muy importante, pero más que por el número (de bienes incautados), por lo que significa, precisamente, que cada vez hay más cooperación que se va dando en estas investigaciones.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada