México: reclama que le expliquen por qué murieron la esposa y la hija en un hospital

violencia obstétrica

Sheila Arias – Noroeste.-

Benjamín perdió con horas de diferencia a su esposa e hija recién nacida en el “Seguro Nuevo” y revela que personal del IMSS modificó las causas de muerte de su cónyuge en una nueva acta de defunción.

Benjamín Albert García Zamora, a sus 33 años, no conoce una historia más triste que la suya.  Su tragedia la recuerda a detalle. Fue en la Sala de Maternidad del Hospital General de zona 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social, (Seguro Nuevo) donde su esposa de 29 años murió unas horas después de dar a luz a su primera hija. Una hemorragia que nadie pudo detener se la llevó.

Y ahí mismo, en cuneros, falleció su pequeña apenas un día después.

Así, en cuestión de horas, el joven almacenista se quedó sin familia, y para él hay culpables.

Su historia es amarga y la comparte. Benjamín está convencido que la denuncia es la mejor forma de alzar la voz, de llegar a una explicación, y evitar el dolor de otras familias.

La muerte de Lady Yohara Madrigal Lomelí y su hija Lady Denisse ya se investiga en un juzgado federal, también hay un expediente abierto en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. El deceso carga con la sospecha de posible encubrimiento al interior del IMSS, pues a la familia le entregaron dos actas de defunción con horas de diferencia, en el documento cambiaron las causas del deceso y las firmas de los responsables.

La tragedia

El agrio capítulo en la vida de Benjamín inició el 16 de septiembre de 2013, ese día comenzó la agonía de una abogada recién graduada.

“Yo estaba en el trabajo, y mi esposa vino con sus papás, aquí estaba cuando tuvo un sangrado, ya tenía ocho meses de embarazo. Mi suegra se la llevó al Seguro como a las tres de la tarde. Ese día trabajé dos turnos y no me pude salir”, narra Benjamín.

Por teléfono doña Laura, de 53 años, mamá de Lady, lo mantuvo informado.

“Ella llegó bien, entró bien, en la tarde nos dijeron que tuvo complicaciones, pero que había tenido un parto normal y que la niña estaba delicada por ser prematura; Lady tenía ocho meses de embarazo y era un parto adelantado. Eso fue todo lo que nos dijeron”, dice.

Lady era la mayor de cuatro hermanos, su hija era la primera nieta de sus padres. Todos la esperaban, había ropa rosa en casa, lista para la niña. Nadie esperó la tragedia.

Su mamá, doña Laura, vivió de cerca esa desgracia.

“Después que mi hija entró, una Trabajadora Social salió a entregarme sus cosas, me dijo que la niña estaba en cuneros, delicada, y que Lady estaba en la sala de expulsión. Ya como a las nueve de la noche salió una ginecóloga a decirme que le autorizara sacarle la matriz, que tenía una hemorragia, que no paraba de sangrar. Le hablé a mi esposo y autorizamos, lo que sea, pero que ella esté bien, le dije”, recuerda.

Las horas pasaron lento para doña Laura. En tococirugía (sala de labor) sólo veía entrar y salir enfermeras, alguien pasó con sangre para una urgencia, pero después todo se calmó. Un silencio llenó la sala donde esperaba noticias.

“De repente nadie nos dijo nada, mi esposo y yo intentamos entrar a verla, pero no nos dejaron. Un doctor salió y me dijo ‘venga’, y cuando me acerqué dijo que a lo mejor mi hija fallecía en el transcurso de la madrugada”, recuerda.

Ni doña Laura sabe de dónde sacó fuerzas para quedarse de pie, lo que sí recuerda es que exigió verla.

“‘Entonces déjeme verla’, le dije ‘déjeme darle su bendición’, y no quiso. A las cinco de la mañana nos dieron la noticia, mi hija había muerto, mi niña murió solita”, dice.

A Benjamín le avisaron más tarde.

“Yo llegué en la mañana y me dijeron, entonces me enfoqué en la niña, me informaron que estaba en cuneros, delicada”, dice.

Benjamín pudo ver a su hija viva, apenas fueron minutos. A Lady ya no la alcanzó.

El cuerpo de la joven fue entregado el 17 de septiembre sin más explicación.

Sus sospechas

Benjamín y Lady se conocieron cuando él era guardia de seguridad y ella promotora en una tienda de autoservicio. El 4 de febrero de 2012 se casaron por lo civil y al día siguiente por la iglesia.

“Ella era a todo dar. Le gustaba mucho bailar, era dulce, eso la distinguía”, recuerda.

Desde que era niña a Lady le gustaba ayudar a los demás, le enojaban las injusticias, por eso estudió derecho, ella quería ayudar a otros.

“Cuando estábamos velando a mi esposa, me llamaron del Seguro para decirme que fuera por la niña, que había muerto también; yo la recibí, la vestí, le puse la ropita que ya teníamos”, recuerda.

Benjamín se llevó en sus brazos a la pequeña, ese día le llamó Denisse Lady. El camino fue a una funeraria, al lugar donde estaba su esposa, y cuando llegó acomodó a la niña en el mismo ataúd.

“Así como la entregaron, la deje al lado de su mamá”, dice.

Y en el féretro se fueron las dos.

“A nosotros nadie nos dio la cara, a la fecha no tenemos explicación. Lo extraño es que cuando estábamos velando a mi esposa, del Seguro Social vinieron y pidieron el acta de defunción, pero a mi suegro le pareció extraño y le sacó una copia; más tarde regresaron con otro documento, con una acta diferente, con otra causa de muerte y con otra firma”, denuncia.

Noroeste tiene copia de las dos actas, la familia las guardó.

En una indica lo siguiente como causa de muerte de Lady.

“Choque hipovolémico hemorrágico clase IV. Púrpura trombocitopénica Ideopática y Atonía Uterine post-parto”. Y señala que el intervalo de muerte entre estas causas es de 11 horas, siete días y 2 horas.

Sin embargo, en la segunda acta la causa se modificó, la firma es diferente, y ya no contiene la línea de tiempo entre cada causa.

“Coagulopatía por consumo. Postoperada de histerectomía obstétrica. Choque hemorrágico clase IV. Sangrado obstétrico post-parto. Miomatosis uterina”. Este segundo documento tiene firma diferente.

La familia de Lady sospecha negligencia médica, por eso denunció hace más de año.

Y mientras la justicia llega para ellos, los recuerdos siguen colgados, son decenas de fotos en la pared de la casa de sus papás, otras reposan en un nicho que le hicieron a Lady y a su pequeña.

Y el IMSS espera recomendación

El deceso de Lady Yohara sí está en los archivos de la Delegación estatal, y la reconocen como una muerte materna.

“En el IMSS obra una solicitud de información por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del 27 de septiembre de 2013, misma que se otorgó conforme en tiempo y como lo establece la Ley, y de la cual el IMSS en Sinaloa no ha recibido resolución o recomendación al respecto hasta el momento”, así respondió la dependencia federal.

En respuesta a una solicitud de información, la Delegación precisó que toda muerte que ocurre durante el embarazo y hasta el puerperio, es decir, los 40 días después del parto, está considerada como muerte materna.

Sin embargo, el IMSS se reservó detalles sobre la causa de muerte de la joven madre por “protección de datos personales del IFAI”, ya que la causa de muerte de la paciente se entregó en su momento a la familia de Lady.

Quieren justicia

El caso de la muerte de Lady y su hija lleva meses en tribunales federales, aunque sin éxito.

La denuncia existe en la Mesa III de la Subdelegación de Procedimientos Penales B, de la Delegación de la PGR en Sinaloa.

Los abogados Jorge Sánchez, Nazareth Castillo y Alfonso Carreón Alapizco sostienen la pelea legal, ellos exigen castigo a los responsables, y todo lo que la justicia le deba a los deudos.

“Desafortunadamente el Ministerio Público federal decidió no al ejercicio penal, por esa vía no se puede hacer nada, la resolución llegó hace días. Nosotros solicitamos peritajes, pero la PGR ya dijo que no había negligencia, aunque la Comisión Nacional de Arbitraje Médico resolvió que había omisiones, y que no debieron haberle aplicado un medicamento, que el tratamiento no fue el idóneo”, declaró el abogado Jorge Sánchez

Sin embargo, dice, ante esa respuesta la PGR solicitó un perito en discordia, y éste coincidió con la autoridad, en que no hay delito qué perseguir.

Los abogados señalan a 12 médicos, entre intensivistas, ginecólogos, pediatras y anestesiólogos, todos los que intervinieron en el caso.

“Lo que vamos a hacer es demandar por la vía civil, en lo penal lo que se busca es cárcel, pero ahora estamos elaborando una demanda civil contra doctores y el IMSS”, alega el defensor a nombre de sus colegas.

“Dicen que tenía hemoglobina y plaquetas bajas, alegan posible dengue, pero los médicos debieron haber previsto lo que ella iba a necesitar al momento de la expulsión, eso aunado a que le aplicaron un medicamento que no se le debió poner. No se valoraron muchas cosas”.

21 millones de embarazos al año, en promedio, es el registro en México

300 mil de ellos tienen complicaciones obstétricas

100 mil de esas mujeres fallecen por causas prevenibles relacionadas con la gestación

Fuente: Observatorio de Mortalidad Materna en México.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada