México: torturas y maltrato en los centros de detención para adolescentes

adolescentes detenidos

Víctor Ballinas y Andrea Becerril – La Jornada.-

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó al Senado que en los Centros de Tratamiento Interno para Adolescentes se comenten torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes en agravio de los menores que se encuentran ahí internos.

Además, en el Informe Especial de la CNDH sobre los Centros de Tratamiento para Adolescentes que infringen las leyes, la CNDH sostiene que las instalaciones presentan condiciones inadecuadas e insalubridad, faltan áreas para el acceso a servicios y actividad, hay condiciones de desigualdad y deficiencias en alimentación, sobrepoblación y hacinamiento, privilegios -inapropiada separación- así como irregularidades en la imposición de sanciones disciplinarias.

El informe referido que la CNDH envió al Senado subraya que en los meses de febrero y marzo de 2014 se realizó una supervisión a 56 centros para adolescentes en las 31 entidades federativas y el Distrito Federal. Revela que el trato que reciben los menores recluidos contraviene diversas normas nacionales e internacionales en materia de derechos humanos. Asevera que se constataron ausencia de programas contra adicciones y desintoxicación; insuficiente personal; falta de capacitación a servidores públicos; los policías viven en las instalaciones; se detectó obstrucción de la visibilidad hacia el interior de las estancias y constató incorrecta atención a adolescentes con discapacidad sicosocial, así como la falta de interpretes para quienes pertenecen a comunidades indígenas quienes no hablan español.

Resalta que en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintara Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán los internos manifestaron que reciben maltrato físico y sicológico tales como golpes, insultos, amenazas, permanencia en posturas forzadas y esposas por lapsos prolongados, utilización de gas pimienta, vendas en los ojos, condiciones de encierro sin ropa en celdas insalubres sin servicios sanitarios ni ventilación, así como privación de agua y alimentos.

Los internos de Berriozábal, Chiapas; del femenil de Villa Hermosa, Tabasco, y en Alto Lucero, Veracruz, denunciaron lo anterior y subrayaron “se nos desnuda y encierra en un espacio utilizado como bodega con fauna nociva y no nos proporcionan agua ni alimentos”.

La CNDH subraya que localizó 47 establecimientos, “cuyas instalaciones no reúnen las condiciones dignas ya que presentan carencias o insuficiencia de camas, inodoros, lavabos y regaderas, sillas y mesas; sin áreas de visita familiar, le falta vidrios a las ventanas y las puertas a los sanitarios.

Además, subraya la CNDH se constató la falta de mantenimiento en dormitorios, talleres, sanitarios, instalaciones eléctricas y drenaje. Los sanitarios “están rotos, las paredes presentan grietas, hay instalaciones eléctricas improvisadas lo que provoca riesgo de corto circuito y se detectó presencia de fauna nociva: cucarachas, ratas y arañas.

En el caso del Centro de Internamiento de Reintegración Social para Adolescentes, ubicado en Tepic, Nayarit, faltan camas para mujeres y sus dormitorios carecen de sanitarios por lo que usan bote de plástico para realizar sus necesidades fisiológicas. Y en el de Altamira, Tamaulipas, a la mayoría de los adolescentes se les retiró la cama debido a que las autoridades temen que los utilicen para doblar barrotes de las ventanas e intenten fugarse.

En los estados de Baja California, Campeche, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Estado de México y 10 entidades más las instalaciones muestran escasez de áreas necesarias para su funcionamiento adecuado.

Refiere la CNDH que todos los centros de Tratamiento Interno tienen deficiencias de atención médico, 80 por ciento irregularidades en la imposición de sanciones y 66 por ciento acumuló denuncias de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Cinco centros, entre ellos, el Distrito Federal, rebasan la capacidad instalada y otras cuatro entidades presentan hacinamiento por mala distribución, lo que provoca que varios adolescentes compartan cama o duerman en el piso.

En el tema de privilegios, la CNDH indica que en los centros de Morelos, Sinaloa y Zacatecas observó algunas estancias con aparatos como televisores, consolas de videojuegos y teatro en casa.

Foto: Roberto García Ortíz / La Jornada

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada