Mi corpiño no define qué tan buena alumna soy

corpiñazo

El viernes Bianca Schissi volvió a su casa con una “observación” en el cuaderno de comunicaciones: “Se solicita que Bianca asista a la escuela con la vestimenta indicada en el reglamento de convivencia”, escribió la rectora del colegio Reconquista del barrio porteño de Villa Urquiza. ¿La supuesta falta? Que la alumna de cuarto año había ido a clases sin corpiño.

Las pibas se plantaron. “Si no quiero usar corpiño, no tengo que usar corpiño”, dijo Bianca. El reglamento del colegio la avala: nada dice sobre la ropa interior que deben usar los chicos y las chicas. La madre, las compañeras y algunos profesores salieron a bancarla y convocaron a ir al colegio “con las tetas libres bajo la remera”.

La discusión trascendió las aulas del Reconquista y llegó a las redes sociales y a la calle: esta tarde, a las 17 realizarán una “suelta de corpiños” masiva frente al ministerio de Educación, en el Palacio Pizzurno.

La protesta estará encabezada por el Centro de Estudiantes del colegio Reconquista y la agrupación feminista Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa), quienes reclaman que no haya “¡Ni una piba sancionada por no usar corpiño!”. También participarán alumnos y docentes del Nacional Buenos Aires, el Mariano Acosta y el Carlos Pellegrini.

Porque como dicen los carteles que pintaron las chicas “mi corpiño no define que tan buena alumna soy”.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados