Mi Sangre, a un paso de la libertad

misangreCosecha Roja.-

Hace dos meses, el colombiano Mi Sangre fue detenido en el restaurante Fetuccini Mario, de Pilar, en el conurbano bonaerense. Interpol y la DEA lo tenían en la mira desde hacía tiempo. Se lo acusó de liderar la organización criminal “Los Urabeños”, que trafica armas y drogas en distintas zonas de Colombia. El 30 de diciembre vence el plazo para que la Justicia de Estados Unidos haga el pedido formal de extradición. En caso de que no llegue a tiempo, Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”, “uno de los narcotraficantes más importantes del mundo” -según se anunció cuando fue detenido-, podría quedar en libertad. El Tribunal Superior de Colombia confirmó que fue absuelto en todas las causas abiertas en su país.

El 30 de diciembre vence el plazo de 60 días para que Mi Sangre sea extraditado a Estados Unidos. Al ser domingo, la fecha límite se extiende hasta el próximo día hábil, el miércoles 2 de enero.

El supuesto narco, de 41 años, fue capturado en octubre mientras cenaba con un conocido en el restaurante Fetuccini Mario, de Pilar, en conurbano bonaerense. El juez Sebastián Ramos libró la orden de detención a pedido de la justicia de Estados Unidos realizado a través de Interpol. El hombre no estaba acompañado de guardaespaldas, como se dijo al principio, ni llevaba documentos encima.

Hasta el momento, la justicia norteamericana no envió la causa al juzgado del juez Ramos. Si el miércoles no hay novedades, la defensa podría pedir la libertad de Mi Sangre. “El juez no tendría argumentos para tenerlo preso”, explicó una fuente judicial a Cosecha Roja.

Desde el juzgado hicieron tres reclamos a través de Cancillería. Ninguno fue contestado.

Según indicó la fuente judicial, Henry de Jesús López Londoño no tiene ninguna causa abierta en Argentina. Tampoco tiene antecedentes penales en el país ni estuvo vinculado a alguna investigación de narcotráfico.

Desde la cárcel de Ezeiza, donde se encuentra detenido, Mi Sangre negó tener vínculos con el narcotráfico y dijo que fue absuelto en todas las causas abiertas que tenía en Colombia. El Tribunal Superior de ese país confirmó ayer las absoluciones.

El supuesto jefe de “Los Urabeños” llegó al país en diciembre del año pasado haciéndose pasar por empresario venezolano. Está detenido desde hace casi dos meses. Sin causas abiertas en su país de origen y sin un pedido de extradición formal en los Estados Unidos, Mi Sangre está a sólo un paso de la libertad.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada