Micaela te queremos viva

Micaela no aparece. Su cara sonriente inunda las redes sociales y también los espacios públicos. Flyers en el ciberespacio y carteles en las plazas con su nombre y números de teléfono para llamar si alguien vio o escuchó algo. “Vamos a marchar para reclamar por la aparición de mi amiga”, dijo a Cosecha Roja Micaela Villa. “Como dice la canción “Mujer latina” de Thalía que usaste en gimnasia, “ardiente como el fuego”. Así te queremos con nosotros, ardiente como siempre y viva. Ya falta poco”, le escribió en su muro de Facebook Micaela a Micaela.

17796203_10212232112058613_7453255347096297005_n

Anoche se supo que en la madrugada del sábado 1 de abril Micaela García subió a una Renault 18 Break. Se supo luego que pertenece a Sebastián Wagner y que apareció lavada por dentro y por fuera. La encontraron estacionada frente a un hotel alojamiento. Wagner, en cambio, no aparece. Sigue prófugo.

La Policía de Entre Ríos secuestró la Renault color gris en la Ruta 12. Estaba detenida en una playa de estacionamiento de camiones. Justo enfrente, el hotel alojamiento. Luego allanó una casa en el barrio Holanda en la que Wagner vive con una mujer y el hijo de ella y pidió la localización y detención de hombre que no aparece. Tanto la mujer como el hijastro de Wagner declararon ante la policía. El chico vio al hombre el sábado por la mañana “con rasguños y embarrado”. Lo mismo dijo Néstor Pavón, el propietario del lavadero en el que trabaja Wagner: “Tenía dos rasguños, uno en el cuello a la altura de la tráquea y otro debajo del ojo. Le dijo a su mujer que se había peleado con otro tipo”, explicó a una radio local. El lunes lo vio por última vez: Wagner estaba “deprimido” y tenía intenciones de irse de Gualeguay. “Me dijo que no quería estar más acá que quería volver porque extrañaba a su familia” y que le devolvería el auto. “No te lo puedo pagar, te lo voy a devolver”.

A pesar de estar limpio por fuera y por dentro, Criminalística logró recolectar del auto algunos cabellos, una huella dactilar y restos de fluidos que están siendo peritados. También había una pala embarrada aunque Pavón declaró que pertenece al lavadero de autos y que la usan para limpiar las zanjas.

El fiscal Ignacio Telenta, a través del análisis de las imágenes de las 35 cámaras, determinó el trayecto que hizo Micaela desde la salida del boliche hasta el lugar donde apareció su zapato. El director de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, el comisario Favio Jurajuría, pidió 150 efectivos más a las escuelas, de Inteligencia Criminal, Montada, Prevención de Seguridad Vial, Homicidios. Explicó que ayudarán rastrillar los caminos vecinales, la zona de chacra, la ruta hacia el lado de Galarza y Victoria, y las alcantarillas.

17424855_10211323694423405_4144976662360817545_n

Los Wagner

Sebastián José Luis “Melli” Wagner es, a esta hora, el principal sospechoso por la desaparición de Micaela García. El hombre tiene prontuario. En 2012 fue condenado a prisión y cumplió su condena en la Unidad Penal N° 7.

– El 7 de julio de 2010 violó a una estudiante de Rosario del Tala. Wagner la sorprendió cuando volvía a la pensión en la calle Millán al 60. La chica entró, dejó la puerta abierta pensando que enseguida llegaban sus compañeras. El hombre se metió, la golpeó, abusó de ella y antes de irse le robó cosas personales y dinero.

– El 17 de noviembre de 2010, Wagner interceptó a una estudiante de 22 años, la obligó a subir a su auto y la llevó hasta un parque. La hizo bajar y la violó mientras la amenazaba con un arma blanca.

– Luego de la condena en 2012 se supo que el 11 de mayo de 2010, en Concepción del Uruguay, cometió una tercera violación, esa vez encapuchado. La justicia no pudo comprobar que se trataba del verdadero abusador y fue absuelto. En ese proceso, Wagner declaró que el responsable del ataque sexual había sido su hermano gemelo. El fiscal Diego Young explicó a la prensa que el análisis para cotejar el ADN de hermanos sólo se puede hacer en Alemania y cuesta 130.000 euros.

Versiones

El del suicidio fue uno de los rumores que circuló en los días posteriores a la desaparición de Micaela. El comisario Jurajuría se ocupó de descartarlo. La versión se originó en mensajes que la chica le mandó a su novio, Alejandro, desde las 21 del viernes hasta las 5 de la madrugada del sábado. Aparentemente la pareja había discutido y ella decía “que se iba a suicidar”, que “iba a tener que tomar algo para tener los ovarios de suicidarse”. Alejandro dijo que se iban a encontrar el sábado antes del mediodía en la plaza de Gualeguay.

Andrea Lescano, la mamá de Micaela, contó en la televisión: “Estuve whatsappeando con ella hasta las 0:45 del sábado”. Antes habían hablado por teléfono: Micaela viajaría a Colón porque tenía un baby shower. También le dijo “quiero hablar con papá y con vos”. La mamá está sorprendida: “Ella siempre nos participa de todas sus decisiones, y conmigo habla mucho”.

Fueron las amigas de Micaela las que le contaron que había tenido una pelea con su novio, que ya habían hablado, que estaban bastante bien y que iban a hablar el sábado frente a frente. La mamá está preocupada. “Hasta ahora no tenemos nada firme. Ayer se siguió todo el recorrido que hizo, se siguió con las cámaras. Se pudo determinar todo hasta un metro antes de donde se encontró un zapato. con la cantidad de horas que han pasado no se descarta ninguna hipótesis. Ella podría estar en cualquier lado. Estoy desconcertada. Micaela es una chica muy educada, muy preparada y milita en espacios de concientización sobre trata de personas. Tiene mucha información para saber cuidarse”, dijo.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada