“Mirá como terminan las chicas que se visten así”, dijo el detenido por el crimen de Noelia

lucas luqueCosecha Roja.-

-En la familia de ella todos me odian. Porque yo tuve mi pasado, pero ahora estoy en la buenas, trabajo y todo. Es re zarpado esto del barrio. Acá las cámaras nunca vienen, y seguro que no se van a ir hasta que no agarren a un culpable. Porque seguro que agarran a un perejil, ¿no?

Eso decía el martes Lucas Luque. Hoy es el único detenido por crimen de Noelia Akrap. Mientras las cámaras de televisión filmaban el baldío de Ezpeleta donde fue encontrada asesinada la chica de 16 años, él estaba con su novia en un kiosco frente a las vías del tren Roca. Rocío, de 15 años –diez menos que él, los ojos verde profundo- se había rateado de la escuela. Se besaban sentados en un banco de plástico, mientras la gente pasaba, compraba pan y cigarrillos. Él tomaba una cerveza, ella una coca cola porque no sabe si está embarazada.

Lucas es muy celoso y si su novia tiene que ir a hacer las compras, le pide que le avise. No le gusta que ande sola por la plaza, ni que se ponga ropa ajustada.

-Encima el domingo fui a buscarla y no me respondía los mensajes. Recién a las diez de la noche me mandó un mensaje por facebook.

-¡Estaba en lo de mi papá, ya te dije! Mañana voy a ir a comprarme un short, de esos tiro alto que se usan ahora. Tengo uno, pero él no me deja usarlo.

-Mirá como terminan las pibas cuando se visten así-, dijo y señaló la zona del descampado de Tupungato y Mitre.

-Yo no voy a dejar de ser linda porque un viejo verde me grite cosas, eso es cualquiera.

Rocio era amiga de Noelia. Ella y Lucas habían declarado en la causa como testigos.  Al fiscal Sebastián Videla le llamaron la atención los rasguños que Lucas tenía en las manos y los brazos. Lo detuvo porque esas podrían ser heridas que le produjo la Noelia al intentar defenderse de un ataque. Esta mañana lo llevaron a la fiscalía a ampliar la declaración.

Lucas hablaba mientras acariciaba a Rocío.

-Me re pelié con la familia de ella. Igual, cuando cumpla 18, nos vamos a juntar y listo, ahí no va a poder decir más nada.

Durante un tiempo Lucas y su novia estuvieron separados. La familia de ella no dejaba que se vieran. En ese momento ella le escribió una carta.

-A mi hermana le tocó el caso- dice Rocío-. Tuvo que investigarlo porque está en la policía científica.

-Tu hermana es una gila, una cualquiera.

-Pero le tocó el caso. Tuvo que pasarle hisopos por ahí y por atrás para ver si estaba violada. Y dijo que tenía semen.

-Pero yo ya le expliqué a ella que cuando está violada tiene que tener lastimado acá, en las rodillas. Yo lo miro a Mauro Szeta y siempre explica eso. Si no, es como si hubiese estado con el novio.

-Mi hermana me contó que llevaron todo al laboratorio. Eso y las uñas.

Ayer cuando detuvieron a Lucas los vecinos tiraron piedras al frente de su casa, a unos 150 metros de donde vivía Noelia. Los investigadores de la DDI de Quilmes la allanaron en busca de su celular. Se llevaron la camiseta de independiente porque tenía manchas rojas, que van a analizar en el laboratorio. También secuestraron la computadora con la que Lucas accedía a su cuenta de Facebook. El fiscal le imputó de “homicidio criminis causa”.

Noelia murió asfixiada por sofocación, al aspirar la tierra con la que el asesino intentó cubrirla después de golpearla en la cabeza. Anoche, en un informe complementario entregado al fiscal, se corroboró que el golpe en la cabeza sólo la había dejado inconsciente.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada