Mónica Santino: “Sin saberlo, Maradona era mucho más feminista de lo que pensamos”

Una de las máximas pioneras del fútbol femenino rescata al Diego que nunca olvidó su origen y que siempre, con gambetas y palabras, desafió al poder. Y lo ubica en un feminismo popular, el que no pierde esa perspectiva de clase ni la perspectiva política de transformación.

Mónica Santino: “Sin saberlo, Maradona era mucho más feminista de lo que pensamos”

Por Cosecha Roja
25/11/2020

Por Mónica Santino

Maradona es contemporáneo a este tiempo entonces es muy difícil pensar el tiempo que va a seguir sin él. Porque trascendió a las canchas de fútbol y la dimensión como deportista. Fue una persona que nunca se olvidó de su origen, que a su manera y con sus herramientas, enfrentó el poder, enfrentó lo establecido. Un ser humano inmenso. Y creo que lo que más une en ese sentimiento, en ese amor por el fútbol, es haber puesto de relieve el ser futbolista, el haberle dado una dimensión muchísimo más importante de la que tenía.

Hubo una exposición de él, allá por los 90, en una universidad inglesa, creo que la de Oxford, que lo declara “Maestro inspirador de sueños”. En su discurso, él habla del ser futbolista como una vocación y creo que eso es algo que nos atraviesa a mujeres y varones que amamos el fútbol. Ligar el fútbol, el sentirse futbolista, a una vocación y a algo artístico es algo que Maradona hizo dentro de la cancha, porque fue el mejor de todos, sin duda, y luego afuera. 

Maradona atraviesa todo eso y por eso la tristeza es tan grande, porque es parte de nuestra identidad, parte de una forma de ser y parte de lo que el fútbol significa en nuestra cultura como la gran explicación a vínculos, a familias, a barrios, a villas y a clubes. 

Maradona es todo eso. Por eso cuando desde los feminismos se lo discute como figura por su machismo, expreso y dicho en cantidad de ocasiones, por cómo fue construida su masculinidad por pertenecer a la generación a la que pertenece, para las que amamos a Maradona, salir a explicar eso… no habría que explicar algo que está a la vista: lo que ocurre es que Maradona desde su sentir popular y de lo que significa, representa mucho más al feminismo de lo que él en vida supo. Y, sobre todo, cuando hablamos de feminismos populares, de cuestiones de clase y de un feminismo entendido desde este campo popular como el que no pierde esa perspectiva de clase ni una perspectiva política ni de transformación. 


Te puede interesar:

Maradona: el chongo y el jugador


Quizás Maradona sin saberlo era mucho más feminista de lo que pensamos, más allá de sus tremendos vínculos con las mujeres y de haber sido de una generación donde los varones son todo eso. Capaz hubiera sido lindo tener más tiempo. Estoy segura de que Maradona esto lo podría haber visto y haberlo girado, cambiado. 

Hoy el agujero es infernal porque desde que tengo uso de razón, allá por los 12 años, cuando supimos por la televisión de su debut en Argentinos Juniors, en el año 76, es que Maradona acompaña todos los momentos futbolísticos de nuestras vidas, los tristes y los alegres. Entonces es muy difícil imaginarse la vida sin Diego. 

Pero estoy orgullosa y contenta de haberlo visto jugar, de haber compartido este tiempo, de que sea alguien de nuestra época y de que sea alguien con una profunda conciencia de clase, donde siempre intentó, con gambetas, con palabras, con frases, herir al poder, herir al que nos somete y tener clarísimo cuales son esas divisiones en la vida y cuáles son esas maneras de mirar el mundo.      

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja